Vida

Eugenia Silva: «Nueva York no era la ciudad adecuada para criar a los niños»

Eugenia Silva: «Nueva York no era la ciudad adecuada para criar a los niños»

La modelo consolida su faceta de empresaria en Madrid con la apertura de su primera tienda física

Pasan los años y su agenda sigue echando humo. Prácticamente no ha parado desde que a los 16 años debutase en el mundo de la moda un poco por casualidad. Sí, porque a Eugenia Silva (Madrid, 1976) cuando era una niña lo que le llamaba la atención era el mundo de la fotografía. Las impresionantes sesiones que aparecían en las revistas de moda que devoraba. Pero su 1,77 metros de estatura, su imponente belleza y magnetismo la llevaron por otro camino. «Cuando vivía en Toledo, un amigo de mi madre nos dijo: “¿Por qué no le hacemos unas fotos a esta niña tan alta?” y así surgió todo. Después me dijo que las enviara a un concurso de la revista «Ragazza», y gané. Así pude viajar a Nueva York y meterme en este mundo», confiesa la modelo a ABC durante una entrevista realizada en la primera pop-up física de su boutique de moda Cabinett, situada en Las Rozas Village y que estará abierta durante los tres meses de verano. Un espacio en el que se respira mar y donde predomina una estética relajada y natural inspirada en Can Eu, su casa de Formentera.

Eugenia, una mujer trabajadora y polifacética, ha sabido compaginar a la perfección su papel de madre, modelo, empresaria y bloguera. Camina a su lado desde hace ocho años Alfonso de Borbón, con el que ha formado una preciosa familia y con el que no tiene planes de boda por mucho que la prensa le formule la misma pregunta una y otra vez. «Estamos bien como estamos, así que no vamos a dar ese paso».

Fruto de ese amor con el aristócrata nacieron Alfonso (5 años) y Jerónimo (2 años). « La maternidad me ha cambiado la vida por completo. Es lo mejor que me ha pasado nunca. Mis hijos son el centro de mi vida, son el motivo por el que hago todo y mi profesión también se desarrolla en torno a ellos». Además, se empeña en que sean un niños con amplitud de miras: «Quiero viajar con ellos y que conozcan mundo para que sean niños viajados y respetuosos».

Eso sí, la modelo nunca quiso renunciar a la calidad de vida que ofrece España a la hora de educar a sus hijos. Se mudaron de Nueva York, una de sus ciudades favoritas, a España por el bienestar de ellos: «Nació mi hijo Alfonso y pensé que Nueva York no era la ciudad más adecuada para criar a unos niños pequeños».

Silva no considera que la maternidad haya mermado sus ofertas laborales, sino más bien lo contrario. «Este año ha sido de los mejores de mi vida, en los que más he trabajado. He empezado muy bien el 2019. De hecho, tengo ya contratos para el 2020 y creo que eso es también gracias al gran público que tenemos, que es maravilloso».