Vida

El Príncipe Andrés «no coopera» con el FBI en la investigación del caso Epstein

El Príncipe Andrés «no coopera» con el FBI en la investigación del caso Epstein

Geoffrey Berman, fiscal del distrito sur de Nueva York, asegura que el hijo de la Reina Isabel II se niega a responder las preguntas de las autoridades estadounidenses

El Príncipe Andrés sigue pagando las consecuencias de su amistad con el proxeneta Jeffrey Epstein, que fue encontrado muerto el pasado verano en la cárcel de máxima seguridad de Nueva York en la que cumplía condena por diversos delitos de naturaleza sexual. El hijo de la Reina Isabel II, que concedió una entrevista en la televisión pública para conseguir calmar la situación, consiguió el efecto contrario y, tras una desastrosa intervención, renunció a sus funciones públicas dentro de la institución.

«Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi asociación con Jeffrey Epstein se han convertido en una interrupción importante para el trabajo de mi familia y el valioso trabajo que se realiza en las muchas organizaciones benéficas que estoy orgulloso de apoyar», señaló el Duque de York en el comunicado emitido por el palacio de Buckingham. En el mismo documento, dejó clara su postura y aseguró que haría todo lo que estuviera en su mano para facilitar el proceso de la investigación. «Por supuesto, estoy dispuesto a ayudar en las investigaciones si es necesario», destacó, pese a que en la caótica entrevista con la periodista Emily Maitlis echó balones fuera al ser preguntado sobre su posible colaboración con las autoridades estadounidenses.

Ahora, Geoffrey Berman, fiscal del distrito sur de Nueva York, asegura que el hijo de la Reina Isabel II no colabora con las autoridades estadounidenses y que, tras un intento de aproximación por parte del FBI para entrevistarle por el caso Epstein, han obtenido «colaboración cero» por parte del hijo de la monarca, según recoge Reuters citando a fuentes policiales estadounidenses.

El suicidio de Epstein el pasado mes de agosto, a la edad de 66 años, se produjo poco más de un mes después de que fuera arrestado y acusado de traficar con docenas de niñas menores de 14 años, al menos, entre 2002 y 2005. Los fiscales dijeron que reclutó a chicas para que le dieran masajes, algo que posteriormente que se convirtieron en de naturaleza sexual. Epstein se había declarado inocente. Su cercana amistad con el hermano del Príncipe Carlos le ha situado en el ojo del huracán y ha tenido como consecuencia su renuncia dentro de la institución para evitar manchar el nombre de la Familia Real británica.