Vida

El polémico ascenso laboral de la madre de Meghan Markle, Doria Ragland

El polémico ascenso laboral de la madre de Meghan Markle, Doria Ragland

La madre de la exactriz, de 64 años, que era monitora de yoga, se ha convertido en ejecutiva de la noche a la mañana

De instructora de yoga a directora ejecutiva de Loving Kindness, una empresa con sede en Beverly Hills que se dedica a la gestión de cuidados para personas mayores. El giro profesional de la madre de Meghan Markle, Doria Ragland, ha desatado cierta polémica por la influencia que podría haber tenido la duquesa de Sussex para ayudarle a conseguir este nuevo puesto.

Y es que, además de directora ejecutiva, Ragland, de 64 años, también ha sido nombrada directora financiera y secretaria de la empresa. Un nuevo giro en la vida de la madre de la exactriz de Hollywood, que, al igual que todo lo referente a su hija y a su marido, el Príncipe Harry no está exento de polémica.

Son muchos los que han acusado a Ragland de no estar cualificada para su nuevo trabajo, así como se han cuestionado los hilos que habría podido mover la cuñada de Guillermo de Inglaterra para ayudar a su progenitora. Cierto es que desde que anunciaran su retirada de la Familia Real británica, los Sussex han demostrado tener gran habilidad para encontrar nuevos contratos y proyectos profesionales. El último de ellos, por valor de 50 millones de dólares, con Netflix.

La persona encargada de gestionar el ascenso a su nuevo puesto de Doria no ha sido otro que Rick Genow, una de las personas de confianza de Meghan que en muchas ocasiones le da asistencia legal, tal y como recoge el medio «Express».

Lo cierto es que este no es el primer cambio profesional para Doria, que dejó su puesto como monitora de yoga y para dedicarse al trabajo social en una clínica de salud mental. Tras la boda de su hija y el Príncipe, también dejó este último trabajo para poder dedicarse a una de sus grandes aficiones: la creación de piezas artesanales de joyería. Se trata de un perfil muy polifacético: en el pasado, antes del nacimiento de su hija, fue maquilladora, un empleo gracias al que conoció al padre de Meghan, Thomas Markle, de quien se divorció cuando su hija era una niña.

Ver los comentarios