Vida

El pasado empaña el concurso de Rocío Flores en «Supervivientes»

El pasado empaña el concurso de Rocío Flores en «Supervivientes»

Esta semana salía a la luz todo el oscuro pasado de la joven que hasta ahora su familia había querido ocultar a toda costa

Justo el mismo día que arrancaba una nueva edición del reality de supervivencia de Telecinco, Vanitatis abría la caja de lo truenos y sacaba a la luz todo el oscuro pasado de Rocío Flores que hasta ahora su familia había querido ocultar a toda costa, unos por cariño y otros evidentemente por interés.

Una sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid ha visto la luz pública, y en ella quedan retratados los episodios más duros y desconocidos entre la hija y la nieta de Rocío Jurado. Los hechos se remontan al 27 de julio del año 2012, una disputa entre madre e hija por una nectarina en la cocina lo cambió todo. No fue una discusión cualquiera. «Le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas», señala el documento, publicado por Vanitatis. Rocío Carrasco sufrió graves lesiones, pero aun así su ex Antonio David Flores acompañó a su hija a la Guardia Civil para denunciarla. Pero la jugada no les salió bien y finalmente la menor de 15 años fue condenada por una jueza por « un delito de maltrato habitual, una falta continuada de amenazas y de una falta continuada de injurias», palabras textuales del fallo judicial. Vamos que no se trataba de una discusión aislada sino fue el final de una pesadilla de convivencia familiar documentada.

Antonio David Flores recurrió en nombre de su hija ante la Audiencia Provincial de Madrid, última instancia en los casos de menores, y dicho escrito fue rechazado, como demuestra la sentencia fechada el 26 de junio de 2013. Cabe recalcar esto, porque este jueves eran muchos los compañeros de distintos medios que recibían la llamada del ex guardia civil para quitar relevancia a esta documentación recabado durante meses por Nacho Gay, argumentando que eran declaraciones y no sentencias firmes. Algo que solo él mismo se puede llegar a creer ya que no hay que ser jurista para distinguir entre una sentencia, un fallo o como en este caso una condena. Tampoco sabemos cómo responderá a su teoría mediática de que Rocío Carrasco había abandonado a su hija de forma voluntaria cuando ahora ve la luz que fue un juez el que ordenó temporalmente la separación física entre ambas tras la agresión doméstica de la hija a la madre.

Fue entonces cuando cuando Rocío Flores se trasladó a vivir con su padre, Antonio David Flores y su mujer Olga Moreno a Málaga, mientras que su hermano David siguió viviendo en casa de Rocío Carrasco hasta su mayoría de edad. Este será otro episodio que esperemos vea la luz, ya que hasta un mes antes de la boda entre Rocío y Fidel este estaba ilusionado y tenía un traje hecho igual que el del novio. Y mientras tanto, Rocío Flores ajena a esta polémica ha comenzado su concurso de supervivencia en Honduras. Una verdad documentada y a la que ninguna de las partes le ha sacado beneficio económico. Rocío Carrasco hubiera preferido que no se hubiese hecho público porque como dijo hace poco, no habla de sus relaciones familiares en público.

La otra parte intenta taparlo todo con su silencio, y mientras las redes sociales atacan a la joven a la que ya no ven tan dulce ni se creen como hasta ahora.