Vida

El nieto mayor de la Reina Isabel II triunfa en China anunciando leche británica

El nieto mayor de la Reina Isabel II triunfa en China anunciando leche británica

Tras la crisis del «Megxit», Peter Phillips desata la polémica por presentarse como miembro de la Familia Real en un anuncio

Ser la matriarca de una familia no es fácil, y menos aún si hablamos de la Familia Real, que tiene los ojos y los oídos del público puestos sobre ella. Si no que lo diga Isabel II, cuyos hijos y nietos tienen copados los titulares de los medios desde hace meses. Si primero fue su hijo el Príncipe Andrés, que tras verse involucrado en un escándalo de pederastia a cuenta de su relación con el fallecido pedófilo Jeffrey Epstein, tuvo que ser apartado de sus deberes públicos, luego le llegó el turno al escándalo que ya se conoce como el «Megxit». Su nieto el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle decidieron dar un paso al lado como miembros de la monarquía. Tras una cumbre de urgencia, la Reina decidió cortar por lo sano con una decisión que le tomó pocos días y al final la pareja y su hijo Archie, de ocho meses, están ya en Canadá empezando su nueva vida.

Cuando la monarca seguramente ya respiraba tranquila tras resolver la última crisis de los Windsor, apareció ante las cámaras otro de sus nietos, Peter Phillips, de 42 años. Hijo de la Princesa Ana y de su primer marido, Mark Phillips, apareció en un anuncio de la televisión china promocionando la leche de la marca británica Jersey Fresh Milk. Phillips aparece en la sala de un palacio bebiendo un vaso de leche que le da un sirviente y abajo aparece el texto «Peter Phillips, miembro de la Familia Real británica».

Con su mujer Autumn Phillips, en Windsor - EFE

Perfil bajo

La curiosa incursión comercial ha sorprendido porque tanto él como su hermana Zara han seguido el ejemplo de sus padres, manteniendo siempre un perfil bajo. Una excepción, eso sí, fue la venta de la exclusiva de su boda con Autumn Patricia Phillips, con quien tiene dos hijas, Savannah e Isla, a la revista «Hello». En todo caso, ni él ni Zara representan oficialmente a la Familia Real ni tienen ningún título, por deseo expreso de sus padres desde su nacimiento.

Sin grandes polémicas viven también su hijo Eduardo y su esposa Sophie Helen Rhys-Jones, la que se dice que es la nuera favorita de la monarca, con quien incluso vio la serie de Netflix «The Crown». Tienen una vida tranquila junto a sus dos hijos, Lady Louise y James, vizconde de Severn, de 15 y 11 años.

Más llamativa suele ser la presencia de las hijas del Duque de York, Eugenia y Beatriz. Sin embargo, su papel no es tan protagonista como le gustaría a su padre, que ha solicitado para ellas en diversas ocasiones más trabajo oficial así como dinero público, algo que le ha sido negado.

Hijas del Príncipe Andrés. La presencia de Eugenia y Beatriz de York es bastante recurrente en los tabloides británicos. Su padre ha solicitado para ellas más compromisos oficiales

Boda de Beatriz

Así que aunque la boda de Eugenia, que trabaja en una casa de subastas, la hayan pagado los contribuyentes, el papel de ambas ocupa un segundo plano. A Beatriz, que se gana su sueldo en una empresa de software, es probable que ni siquiera le paguen su enlace tras el escándalo que protagoniza su padre. A ambas se las ha visto en pocas ocasiones en actos oficiales.

Y por supuesto está el nieto más destacado, Guillermo, hermano mayor de Harry y heredero al trono. Tanto él como Catalina y sus tres hijos cumplen a rajatabla su papel como futuros monarcas. Como le ha dicho a ABC el experto en protocolo real William Hanson, «es probable que nadie recuerde una sola cosa que hayan dicho Guillermo o Catalina. Y eso es porque su papel es precisamente ese: llamar la atención sin llamar la atención». Algo que seguro la Reina agradece.