Vida

El motivo de la desolación de Belén Esteban a una semana de su boda

El motivo de la desolación de Belén Esteban a una semana de su boda

La colaboradora se dará el «sí, quiero» con Miguel Marcos el sábado 22 de junio

Belén Esteban y su futuro marido, Miguel Marcos ya lo tienen todo listo de cara a su inminente boda, que se celebrará el sábado 22 de junio. La colaboradora asegura que se encuentra «nerviosa», pero sí «inquieta» por el «gran día». No obstante, achaca su gran pérdida de peso a los preparativos de la ceremonia.

La ex de Jesulín de Ubrique ya ha celebrado dos despedidas de soltera: una con sus amigos de toda la vida, en Ibiza, y otra con sus compañeras de «Sálvame» en un exclusivo hotel de Madrid. Sin embargo, no todo fueron alegrías, ya que en ambas ocasiones se filtraron detalles de las fiestas a los medios, e incluso se ha llegado a pensar que hay un «topo» infiltrado en las filas del programa estrella de «Mediaset».

Además, «la princesa del pueblo» reconoció recientemente que estaba atravesando un momento complicado por el ingreso hospitalario de su hermano, Juan Pedro, que padece fibromialgia. Desde el plató de «Sálvame», Belén le enviaba sus mejores deseos y esperaba su pronta recuperación para poder disfrutar juntos de su gran día.

Aún no se sabe si Juan Pedro podrá asistir al enlace, pero su hermana también ha mostrado su consternación por las ausencias que marcarán uno de los días más importantes de su vida. «Me acuerdo de la gente que no está. Tengo días buenos, días malos, pero sobre todo emocionada», reconocía en el plató de «Sálvame».

«La de mi padre, la de mi abuela y esas… Son las ausencias más importantes. Sobre todo mi padre. Pero bueno, viene mucha gente que me quiere«, añadía Belén, sin olvidar que ahora lo más importante es disfrutar junto a sus seres queridos teniendo también presentes a los que ya no están.

La gran incógnita

Tras hablar visiblemente emocionada sobre las ausencias que marcarán su esperada boda, la televisiva quiso quitar hierro al asunto hablando sobre su vestido. Jorge Javier Vázquez es el único que ya lo ha visto, pero no quiso desvelar muchos detalles: «No tengo ni idea de describir trajes, solo puedo decir que a mí me pareció muy bonito, que es complicado también porque hay vestidos de novia que a la gente le queda como a Cristo dos pistolas…», bromeaba.