Vida

El momento más duro de Carolina Monje, novia de Álex Lequio, tras su fallecimiento

El momento más duro de Carolina Monje, novia de Álex Lequio, tras su fallecimiento

La joven acompañó estuvo a su lado hasta el último momento en Barcelona, donde se sometía a un nuevo tratamiento

Formaban una pareja de lo más discreta, pues si bien el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio era de sobra conocido de cara al público, siempre mantuvo su vida íntima en un discreto segundo plano. Su relación con la prensa, de hecho, fue la de un joven educado que siempre tenía un momento para contestar alguna de las preguntas de los medios.

Sobre sus relaciones nunca habló públicamente pero tampoco se escondía de las cámaras, por lo que hace unos meses se conoció la relación que mantenía desde hacía más de un año con Carolina Monje, la joven que le acompañó hasta el último momento y que estuvo con él en el hospital de Barcelona donde recientemente había comenzado un nuevo tratamiento contra el cáncer. Finalmente, Álex no pudo vencer a la enfermedad que le quitó la vida el pasado 13 de mayo a los 27 años.

Tras la vuelta a Madrid, un viaje que hizo junto a la familia de Álex, todos tratan de adaptarse a esta durísima nueva vida sin él. Especialmente dura para Monje ha sido esta semana, momento en que ha abandonado el piso en el que vivía junto a su pareja. Tal y como publicaba este miércoles en sus páginas la revista «¡Hola!», vestida de negro y acompañada por unos familiares, ha recogido sus pertenencias, recuerdos y un sinfín de cajas de la casa en la que convivían en el barrio de Salamanca.

RRSS

Ambos mantenían una relación sentimental desde hacía casi dos años, después de la dolorosa ruptura del hijo de la actriz con Raquel Rodríguez, con quien tenía planes de darse el «sí, quiero». Por lo poco que se sabe sobre ella, una mujer muy discreta, Monje es directora general del hotel La Torre del Canónigo (Ibiza), según aseguró en su día la revista «Diez Minutos». Además, habla cinco idiomas y tiene un MBA en Administración y Gestión Hotelera.

Hace pocos meses lanzó una firma de ropa con su nombre. De momento le va bastante bien pues, entre sus clientes se encuentran algunos de los miembros de la nueva burguesía catalana como Sara Rodés, nieta de Leopoldo Rodés. Carolina Monje quiere demostrar su compromiso con los más necesitados, es por ello que invierte el 3% de cada venta que realiza a través de su página web a una ONG.