Vida

El estrepitoso fracaso laboral de Kiko Rivera: cisma con la izquierda y polémica en redes

El estrepitoso fracaso laboral de Kiko Rivera: cisma con la izquierda y polémica en redes

El fichaje del hijo de Isabel Pantoja como comentarista deportivo de radio duró menos de 24 horas

Ni 24 horas le duró a Kiko Rivera su nuevo trabajo como comentarista deportivo en Canal Sur Radio, donde se estrenó la pasada semana con motivo de la celebración del último partido de la Supercopa de Europa. Su contratación generó tal revuelo en las redes sociales que el hijo de Isabel Pantoja decidía poner fin a su contrato laboral con el programa.

Fue después de la publicación de un comentario de Adelante Andalucía -así como de la Asociación de Prensa de Andalucía y de algunos profesionales del sector- cuando el Dj estalló en redes. «Jóvenes que estáis estudiando periodismo. ¡Dejadlo todo! Tenéis que ir a la farándula para conseguir un trabajo en Canal Sur. Gracias Juanma Moreno por contratar a Kiko Rivera. Exquisita gestión», escribieron desde la formación política en Twitter. La respuesta del hermano de Chabelita Pantoja no se hizo esperar: «He tomado una decisión. Mi vida es mucho más bonita que todo esto. No tengo porque aguantar a portavoces de nada el tener mi nombre en su asquerosa boca podemita y demás cosas... @CanalSurRadio renuncio a mi salario y a volver a ir a comentar un partido con vosotros».

Posteriormente, el diputado del partido liderado por Teresa Rodríquez, Nacho Molina, contestó a la renuncia del hijo de Paquirri: «Ahora queda claro por qué no era la mejor elección para que fichara como periodista deportivo en @canalsur. Y no es por las faltas de ortografía. Con la de periodistas que hay en el paro... No hay más preguntas. Cierre al salir». Unas palabras a las que el aludido respondía refiriéndose a él como un «Pou» (mascota del famoso videojuego: «Y ya sabéis a quien me refiero con el Pou... porque tiene toda la cara de un Pou pero en viejo». El político, a su vez, volvió a contestar a sus palabras: «Yo tendré cara de Pou pero por lo menos no digo que soy DJ por poner una lista de Spotify en una discoteca».

La repercusión del escándalo aún sigue estando presente en redes sociales.

Reacción familiar

La mujer de Kiko y madre de dos de sus hijos, Irene Rosales, no ha podido evitar mostrar su enfado ante el «linchamiento» al que se ha visto sometido este en redes sociales. «¿Existe gente con empatía? Nos estamos volviendo crueles… jamás se me ocurriría jugar con el pan de otra persona», dejó caer en «Viva la vida». La colaboradora lamentó que su pareja no vaya finalmente a desarrollar un trabajo, que, asegura, le apasiona desde siempre.

Ver los comentarios