Vida

El desgarrador relato de los padres de Ari Behn tras su suicidio: «Fui yo quien lo encontró»

El desgarrador relato de los padres de Ari Behn tras su suicidio: «Fui yo quien lo encontró»

El exmarido de Marta Luisa de Noruega se quitó la vida el pasado 25 de diciembre a los 47 años

El pasado 25 de diciembre salió a la luz una noticia que conmocionó a la Familia Real de Noruega y a todo el país. Ari Behn, el exmarido de la Princesa Marta Luisa, se quitó la vida a los 47 años. Y es que el pintor y escritor cayó de nuevo una fuerte depresión que ya arrastraba desde hacía años, tras su divorcio. En 2009 también había confesado tener diversos problemas mentales y con el alcohol, una situación que finalmente terminó con el peor de los desenlaces.

Ahora, los padres de Behn, que en todo momento trataron con total transparencia el motivo de la muerte de su hijo y sus problemas mentales para visibilizar una situación que afecta a millones de personas en todo el mundo, han roto su silencio. «Ari era una persona muy conocida. Elegimos desde el principio contar cómo había sucedido, no crear especulaciones con la esperanza de ayudar a los demás», confiesa su madre, Marianne Behn, en una entrevista en la revista noruega «Seg or Hor».

Behn se quitó la vida el día de Navidad, día en el que había sido invitado por la Familia Real para pasarlo con sus tres hijas, fruto de su matrimonio con Marta Luisa, Maud Angelica (16), Leah Isadora (14) y Emma Tallulah (11), y con la actual pareja de su exmujer, el chamán Durek Verret. No obstante, sus padres confiesan que unos días antes había cancelado su asistencia porque decía no sentirse demasiado bien.

En aquel momento sus padres le pidieron que pasara el día con ellos en Larkollen, pero también se negó. Fue entonces cuando su progenitor, Olav Bjorshol, viajó hasta Lommedalen, donde vivía, Ari, la noche anterior a Navidad, para pasarla con él. «Fui yo quien lo encontró», desvela, destrozado, pues él ya se encontraba allí. «Estoy muy agradecido de haber estado con él en sus últimos momentos. Ari no estaba solo cuando decidió acabar con su vida. Parecía que había encontrado algún tipo de calma en ese último día», añade.

El funeral de Ari Behn, al que acudieron todos los miembros de la Familia Real, tuvo lugar el pasado 3 de enero en la Catedral de la capital noruega. Ahora, se ha confirmado que los restos del escritor serán enterrados en el cementerio de Nuestro Salvador de Oslo, situado al norte de Hammersbork, en el distrito de Gamle Aker.