Vida

El brutal y polémico cambio físico de Miriam Sánchez meses después de su operación

El brutal y polémico cambio físico de Miriam Sánchez meses después de su operación

La exmujer de Pipi Estrada confesó el pasado verano el proceso al que se estaba sometiendo y ahora muestra los resultados finales

Miriam Sánchez decidió alejarse del foco mediático tras alzarse como ganadora de «Supervivientes» y trabajar como asesora del amor en «Mujeres y Hombres y Viceversa», cuando tomó la decisión de retirarse de la vida pública. Los años posteriores, las noticias sobre su vida y su paradero fueron, como poco, escasas. Este mismo año fue acusada de robar en unos grandes almacenes -información que fue desmentida después- y también generó un gran revuelo en Twitter por poner a la venta su coche y sus prótesis mamarias.

No obstante, la que fuera conocida como Lucía Lapiedra, decidió abandonar su lugar «entre las sombras» el pasado mes de junio, cuando contó a través de sus redes sociales que había engordado 10 kilos y que iba a someterse a un radical cambio de imagen pasando por quirófano. El propio Pipi Estrada, su exmarido, fue partícipe de la noticia y le dio visibilidad a través también de sus redes, en las que ambos compartieron impactantes imágenes del proceso.

Mientras tanto, desde el programa «Sálvame» intentaron indagar sobre qué le había pasado a la televisiva durante los últimos años y a qué se había dedicado durante este tiempo, pues desde su entorno mostraban gran preocupación por ella. Finalmente, decidió romper su silencio y acudir al plató de «Sábado Deluxe». «He sido adicta a la cocaína durante 8 años. He estado a punto de hacer muchas tonterías», confesaba entonces, al tiempo que hablaba sobre los problemas con su expareja y la inexistente relación con su madre, a quien enviaba un mensaje de conciliación a través del citado espacio televisivo.

Desde entonces, Miriam Sánchez no había vuelto a ningún plató ni hablado con ninguna revista. Pero esta semana ha decidido compartir, de nuevo, una actualización del proceso de su cambio físico, que no ha dejado indiferente a nadie. Y es que el radical cambio que se ve en las imágenes ha llevado a pensar a sus seguidores que se trata de un abuso de photoshop y que podría no ser real.

Juguete roto

Abatida, desganada, y con la mirada «vacía», así la describieron sus excompañeros de cadena cuando la exactriz hizo público su cambiado aspecto. Pero Miriam Sánchez no cesa en sus esfuerzos de volver a parecerse a la exhuberante Lucía Lapiedra, que ya es más un mito que un personaje real. Centrada en su hija, fruto de su relación con Pipi Estrada, parece haberse encontrado por fin consigo misma.