Vida

El atípico funeral de Cristina de Holanda: color y música

El atípico funeral de Cristina de Holanda: color y música

La «royal» holandesa falleció el pasado 16 de agosto a los 72 años, a causa de un cáncer de huesos

Cristina de los Países Bajos siempre ejerció como una mujer optimista, repleta de vitalidad y buena actitud ante la adversidad. Por ello, antes de fallecer especificó cómo le gustaría que se celebrase su funeral, muy alejado del protocolo tradicional.

La hermana de la Reina Madre Beatriz pidió que nadie vistiese de negro, que luciesen una flor en la solapa y que sus restos mortales fuesen incinerados. Y sus directrices fueron seguidas a rajatabla por la Familia Real de los Países Bajos, que la despidió ayer por la mañana en una ceremonia íntima que tuvo lugar en el palacio de Noordeinde de La Haya.

Cristiina de los Países Bajos - AFP

Cristina falleció el 16 de agosto a los 72 años, a consecuencia de un cáncer de huesos, y a pesar de sus indicaciones su familia no pudo reprimir el dolor de su pérdida. Asistieron sus tres hijos, Bernardo, Nicolás y Juliana, además de sus hermanas, la antigua Reina Beatriz, y las Princesas Irene y Margarita, además de varios sobrinos y los Reyes Guillermo y Máxima.

Cristina se convirtió ayer en la primera «royal» holandesa en no ser inhumada, puesto que la tradición marca que los miembros de los Orange deben ser enterrados en la cripta real de la Nueva Iglesia de la ciudad de Delft.