Vida

De chico de barrio a «máquina de dinero»: el pastizal que gana Omar Montes al mes

De chico de barrio a «máquina de dinero»: el pastizal que gana Omar Montes al mes

El que fuera novio de Chabelita Pantoja y ganador de la última edición de «Supervivientes» ocupa con algunos de sus éxitos los primeros puestos de Spotify

Su entrada en el mundillo de la fama la hizo de la mano de Chabelita Pantoja, pero sin duda Omar Montes ha conseguido ganarse el cariño de sus fans y, desvinculado ya de la hija de Isabel Pantoja, dedicarse a lo que más le gusta: la música. Su participación en «Gran Hermano Vip» le hizo un flaco favor al madrileño, que fue expulsado por la audiencia siendo acusado de machista por su actitud dentro de la casa de Guadalix de la Sierra.

Pero poco le duró la mala fama, pues su aventura en Honduras como concursante de «Supervivientes» consiguió convertirle en un «héroe» para el público, e incluso ganarse el cariño y la amistad de la tonadillera, con quien no había mantenido muy buena relación durante el noviazgo con su hija. Su naturalidad y cercanía en la isla le convirtieron en ganador, lo que supuso para Montes llevarse a su casa los 200.000 euros correspondientes al premio.

Pero esta suculenta cifra solo sería el principio de lo que le estaba esperando al chicho del barrio madrileño de Pan Bendito, del que podría decirse que se ha convertido en una auténtica máquina de generar dinero. Tal y como desvelaron esta semana desde «El Programa de Ana Rosa», el caché del cantante está disparado, llegando a ganar unos 12.000 euros brutos por concierto. Haciendo cálculos, y teniendo en cuenta que realiza entre 8 y 12 al mes, estaríamos hablando de unos 120.000 euros al mes (solo por actuaciones).

También realiza otro tipo de bolos de caché más elevado y, por cada uno de ellos, se embolsaría unos 15.000 euros. Pero todavía se puede ir más allá, y todos aquellos que quieran contratarle para actuar en eventos privados como cumpleaños, bodas o eventos empresariales tendrían que tener en su poder los 20.000 euros que pide por ello.

A todo esto se suma, además, el merchandising que vende en sus conciertos y que, tal y como declaró hace unos meses a este medio, está convirtiéndole en millonario. Las plataformas digitales en las que se reproduce su música le proporcionarían 5.000 euros mensuales en concepto de descargas y visualizaciones. Y por si todo esto fuera poco, ahora Nike le ha fichado como diseñador para una de las colecciones de la conocida firma. ¿Qué será lo siguiente?