Vida

Custo, tecnología y preciosismo en Nueva York

Custo, tecnología y preciosismo en Nueva York

En su constante evolución se reflejan los hábitos cambiantes de la moda internacional

«Thank you; Next!» es el nombre de la colección que Custo Barcelona presentó ayer en la Semana de la Moda de Nueva York. La elección de esa frase como lema –que sería algo así como: gracias, vamos a por lo siguiente– ha sido una decisión común de Custo y Velmar, la sociedad italiana que se ha quedado con su licencia para ready-to-wear. «Con esta colección agradecemos a nuestros clientes de todo el mundo y a la prensa internacional la atención y la confianza prestadas durante los 40 años que este otoño cumpliremos en el sector. Pero también pensamos que es el momento de realizar un relevo generacional pasando el testigo a un componente más tecnológico aún, que innove al máximo en cuanto a tejidos y comunicación», ha contado Custo a ABC.

–Es un gran defensor de la Semana de la Moda de Nueva York. ¿Cómo cree que esto orientó su carrera en la moda?

–Somos defensores de la Semana de la Moda de Nueva York porque hemos conseguido casi todo en los 25 años desfilando aquí. Es cierto que ha cambiado mucho; desde hace años tiene un componente muy comercial, pero es que el mundo ha cambiado mucho también. Las pasarelas son casi lo único que sigue funcionando, aunque puedan parecer formatos anacrónicos: siguen comunicando y convocando. La gente sigue teniendo interés en ver que sucede en cada pasarela y esta de Nueva York es la más grande y potente al otro lado del Atlántico. Seguiremos apostando por ella

–Han pasado tan solo unos meses desde que cedió su licencia al gran grupo italiano Aeffe, más concretamente a su filial Velmar. ¿Cuál es el balance?

–Nuestra alianza con Velmar es muy reciente; esta es solo la segunda pasarela con ellos. Ahora su intervención irá in crescendo. Y si, estamos reposicionando la marca a un nivel más alto y modificando la distribución, la calidad del producto y el modo de comunicarnos. Pero los cambios no se hacen de la noche a la mañana. Solo llevamos 5 meses juntos y estamos en pleno proceso de cambio y de adaptación a un nuevo continente gestor.

–En Aeffe se han ocupado durante décadas de la fabricación de prendas de prêt-à-porter y baño para Prada, Moschino, Byblos, Alberta Ferretti, Philosophy o Anna Molinari. Y el grupo es propiedad de Alberta Ferretti y su familia. ¿Cómo ha sido este paso?

–Afee es un icono en la industria de la moda en Italia y una gran organización industrial. Solo hay que ver sus instalaciones junto a Rimini, ejemplares y eficientes como pocas que yo haya visto en los 40 años que llevo en el sector. La familia Ferretti tiene un nivel altísimo de profesionalidad y una gran experiencia. Los Ferretti son en si mismos ya un icono de la moda y han sabido rodearse de una maravillosa organización.

–¿Cómo refleja esta nueva colección los cambios en la organización interna?

–Seguimos enfocados en la moda con un aire futurista y para este desfile hemos desarrollado la idea de lo alienígena, sin dejar atrás referencias occidentales y orientales, con un mensaje común de universalidad que se refleja en el neologismo «SPeACE», que une las palabras espacio y paz, y está serigrafiado y estampado en muchas de las prendas que hemos presentado. La comodidad, los tejidos técnicos y la inspiración deportiva siguen siendo nuestra esencia. Las macro cremalleras, los perfiles reflectantes y las lentejuelas nos teletransportan a los años 80 con sus tejidos de viscosa y lurex. Se trata de un estilo en el que contrasta la inspiración deportiva con los acabados preciosistas.

– ¿Cómo os sentís al formar parte de un grupo más grande, potente e industrializado?

–Muy orgullosos y siempre activos. La palabra «emoción» es la que mejor describe nuestro trabajo