Vida

Corinna muestra imágenes íntimas de Don Juan Carlos y denuncia un «golpe de Estado» en «Paris Match»

Corinna muestra imágenes íntimas de Don Juan Carlos y denuncia un «golpe de Estado» en «Paris Match»

A lo largo de una entrevista «alfombra», la directora de «Apollonia Associates» lanza contra Don Juan Carlos y Doña Sofía un rosario de afirmaciones jamás documentadas que oscilan entre el posible infundio y la bajeza moral más palmaria

Corinna zu Sayn-Wittgenstein lanza contra Don Juan Carlos, Doña Sofía, Don Felipe, el Estado español, Mariano Rajoy y sucesivos gobiernos españoles, un rosario de ocho páginas de infundios inverificables, presentándose como «víctima» de un «intento de golpe de Estado» contra el Rey emérito, en una entrevista «alfombra» publicada en el semanario «Paris Match».

El semanario publica cinco fotos. Todas son de gran trivialidad, publicadas en muchas ocasiones. Imágenes oficiales en situaciones de la más extrema normalidad. Salvo una. Sin que se conozca el precio pagado el semanario francés, Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha ofrecido a «Paris Match» una foto de Don Jun Carlos, con barba, en bañador amarillo, ante una barbacoa. Una foto «íntima», incluso simpática, a mi modo de ver, vendida con ánimo evidentemente alevoso.

A lo largo de una entrevista «alfombra», la directora de «Apollonia Associates» (especializada en cobro de comisiones por operaciones no solo comerciales, de muy diversa naturaleza) lanza contra Don Juan Carlos y Doña Sofía un rosario de afirmaciones jamás documentadas que oscilan entre el posible infundio y la bajeza moral más palmaria, cuando evoca la intimidad del Rey emérito y su esposa, durante varias décadas.

«Paris Match» nunca pide la más mínima documentación o testimonio que permita verificar afirmaciones que rozan lo peregrino / paranoico, como cuando Corinna zu Sayn-Wittgenstein afirma que Don Juan Carlos «pidió su mano» a su padre, cuando ella ya era madre de varios hijos de sucesivos «matrimonios» o «relaciones sentimentales» de naturaleza no solo comercial. «Petición» que habría comenzado, el 2009, regalándole, a ella, un anillo de «compromiso matrimonial».

Ver esta publicación en Instagram

Longtemps elle a été l’amante infamante. Elle est désormais soupçonnée d’avoir aidé Juan Carlos à blanchir des commissions occultes. Tandis que l’ex-monarque de 82 ans vient de s’exiler aux Emirats arabes unis, Corinna zu Sayn-Wittgenstein raconte à Paris Match, en exclusivité, sa vérité : les intrigues de cour, les menaces… On l’a accusée d’avoir fait trembler la couronne et tomber un roi. Des attaques destinées, dit-elle, à étouffer « un coup d’Etat interne ». Un entretien avec @flore.olive à retrouver cette semaine dans notre magazine.⁣ Photo : @abaca_press⁣ ---⁣ #corinnazysaynwittgenstein #juancarlos #monarchie #parismatch

Una publicación compartida de Paris Match (@parismatch_magazine) el

Corinna zu Sayn-Wittgenstein se deja llevar por la mitomanía, gracias a la complacencia periodística de «París Match», que da por buenas afirmaciones de este tipo: «La familia real se sirvió de mí para dar un golpe de Estado». «Mariano Rajoy ha querido castrarme para debilitar la monarquía».

El semanario acepta encantado, por el contrario, afirmaciones del más sucio rosa «bombón» cuando la célebre comisionista, con hijos de muy diverso padre, llega a decir que «el Rey era un padre para mi hijo». Sin especificar qué hijo, de qué padre.

El fango verbal derramado con arcadas publicitarias culmina cuando a Corinna zu Sayn-Wittgenstein llega a decir que España «no es un Estado respetuoso con los valores democráticos de los derechos del hombre».

Ver los comentarios