Vida

Condenado a 120 años de prisión Keith Raniere, líder de la secta sexual Nxivm

Condenado a 120 años de prisión Keith Raniere, líder de la secta sexual Nxivm

Raniere fue declarado culpable en junio de 2019 de asociación ilícita, conspiración, tráfico sexual, posesión de pornografía infantil y otros delitos

El líder y fundador de la sexta Nxivm, Keith Raniere, ha sido condenado este martes a 120 años de prisión, equivalentes a cadena perpetua, por asociación ilícita, conspiración, tráfico sexual, posesión de pornografía infantil y otros delitos. Durante años, Raniere dirigió un retorcido culto que le permitió mantener una red de esclavas sexuales en el que las mujeres eran marcadas como ganado y obligadas a dormir con él.

Raniere, de 60 años, que se proclamaba a sí mismo como un Ghandi para las almas perdidas, fue desenmascarado como un torturador sexual por decenas de mujeres jóvenes, a quienes esclavizaba, abusaba y extorsionaba. Pero lo más curioso es que, para conseguirlo utilizó a un grupo de seguidores fieles, también esclavas, que eran las encargadas de reclutar a otras mujeres. Entre ellas, las que componían la «élite» había famosas, como la actriz Allison Mack, protagonista de «Smallville»; o Clare Bronfman, heredera del imperio de bebidas alcohólicas Seagram's.

Este es el final de la carrera de este hombre de 60 años, con un poder de persuasión fuera de lo común y que en la actualidad es todavía venerado por decenas de personas, a pesar de las revelaciones que le conciernen. En junio de 2019, después de un juicio de seis semanas en un tribunal federal de Brooklyn, fue declarado culpable de asociación ilícita, conspiración, tráfico sexual, posesión de pornografía infantil, entre otros, pero no del de explotación sexual de una niña de 15 años.

Expusieron que conservaba fotos de la niña desnuda, que son la base del cargo de pornografía infantil. La hermana mayor de la niña, que también estuvo profundamente involucrada en NXIVM, testificó extensamente contra Raniere en el juicio. No obstante, el padre de las niñas se encontraba entre las más de 50 personas que escribieron cartas al juez, Nicholas Garaufis pidiendo clemencia para Raniere. Muchos llegaron a decir que sus vidas habían mejorado enormemente con las clases de Nxivm, que podrían costar miles de dólares. Los abogados de Raniere, por su parte, han sostenido siempre que nadie en la secta fue jamás coaccionado.

Keith Raniere había creado, en 1998, una organización con sede en Albany, Nueva York, llamada Nxivm (pronunciado nexium), que proporcionaba formación para el desarrollo personal a precios desorbitados. Desde un inicio, creó a su alrededor un círculo de 15 a 20 mujeres que mantenía bajo su influencia, con las que mantenía relaciones sexuales a voluntad. Durante años consiguió crear una auténtica red en la que se involucraron diversas personalidades de la alta sociedad que actualmente también están siendo juzgadas.

Ver los comentarios