Vida

Chabelita Pantoja, sobre Kiko Rivera: «Siempre me ataca con el tema de la sangre»

Chabelita Pantoja, sobre Kiko Rivera: «Siempre me ataca con el tema de la sangre»

La hija de Isabel Pantoja ha roto su silencio sobre la mala relación con su familia en estos momentos

Este es, seguramente, uno de los momentos más difíciles en la relación de Chabelita Pantoja con su familia. La hija de Isabel Pantoja está enfrentada con su hermano, Kiko Rivera, y también con su madre. Se trata de una situación que viene de meses atrás pero que se intensificó tras el cumpleaños de la tonadillera, celebrada el pasado 2 de agosto.

Desde su regreso de «Supervivientes», la viuda de Paquirri ha sido testigo de un gran distanciamiento entre sus hijos, que también le ha salpicado a ella. Hace unas semanas tenía lugar la celebración de su fiesta de cumpleaños, a la que asistieron algunos de sus amigos de la isla, entre los que se encontraba Omar Montes, exnovio de Chabelita.

Esta situación fue motivo de enfado entre los hermanos y ahora Isa ha querido pronunciarse al respecto en «El programa del verano». «Mi hermano me envió un mensaje el día antes para preguntarme si me importaba que Omar fuera. Yo le dije que si él iba, yo no iba a ir» , contaba. Aunque finalmente sí lo hizo: «Yo pensé en mi madre, sinceramente. Me quedé a comer y ya está. Cierto es que Omar no me provocó en ningún momento, pero vi todo esto como una provocación por parte de mi hermano. No culpo a Omar, a él lo invitaron y fue».

La hermana del Dj le echa la culpa sobre todo a él, pues dice que está constantemente provocándola. Sacaba a relucir la fotografía que Paquirrín compartía en Instagram en la que llama «hermano» a Omar y escribe que «A veces no es necesario tener la misma sangre para ser familia». «Me ha provocado con el tema de la sangre, siempre suele atacarme por ahí», sentenciaba.

Además, lanzaba un dardo envenenado a su familia en general: «Estoy acostumbrada a estar sola, ya que hace cinco años pasé por una situación horrible. Estaba embarazada, no me hablaba con nadie de mi familia y no tenía dinero ni para comprar pañales. Ahora las cosas han cambiado y puedo comprar decenas».