Vida

Canción «feminista» en el barco de Roman Polanski

Canción «feminista» en el barco de Roman Polanski

No olvida el verano de 1989 en el que cumplió su sueño de ser artista y grabó un videoclip en el barco de «Piratas»

Roman Polanski estrenó «Piratas» en 1986. Pese a que fue nominada a los premios Oscar, la película sólo recaudó poco más de un millón de dólares en taquilla. Había costado producirla casi 40 millones y fue un fracaso económico, pero su decorado sirvió para que Olivia Valère cumpliera su sueño de la infancia. El barco pirata que aquella película había dejado para la posteridad serviría para que la francesa afincada en Marbella grabara su primer videoclip. «Hice mi sueño realidad, porque desde niña quería ser una artista y con ese video lo conseguí», afirma la empresaria, que dice que tras aquella grabación también hizo una gira con algunos cantantes y que sacó su propio LP.

Por esta razón, Olivia Valère recuerda con especial cariño el verano de 1989. Subida en el barco que usara Roman Polanski para aquella película hizo un cántico para la liberación femenina. «Open My Life» llamó en aquellos años a la mujer a deshacerse de las llaves que las encerraban para ser libres. «Era una canción feminista, para liberar a las mujeres y en aquella época», recuerda la empresaria.

Pese a que su primera discoteca la abrió en 1981, no había tenido la oportunidad de dar el salto para cumplir ese anhelo hasta 1989. Ya era conocida en París por ser la gran dama de la fiesta nocturna de la «ciudad de las luces», cuando le ofrecieron grabar la canción, cuyo LP guarda en su casa de Marbella con cariño. Y fue un éxito, como recuerda Valère, al decir orgullosa que la canción sería «top-20» musical en muchos países de Europa y que eso posibilitó que tuviera que ir a cantar a varias de las televisiones nacionales europeas.

Pero aquello fue una aventura. Un sueño cumplido. «Era por mi simpatía, porque no sé cantar», dice entre bromas en su casa de Marbella, que con el paso de los años se asentó en su verdadero don de anfitriona de la noche. Paco de Lucía tocó la guitarra en su discoteca una noche de fiesta, al igual que Barry White se arrancó a cantar, como otras estrellas que han visitado la ciudad lo han hecho durante décadas. «Antonio Banderas me ha dicho alguna vez que le gustaría hacer la película de mi vida», dice sonriente, mientras observa cómo su nieto trata con los artistas que actuarán este verano en la discoteca que lleva su nombre en Marbella.

Comentarios