Vida

Camila Naranjo, la pareja y mayor apoyo de Humberto Janeiro hasta el final

Camila Naranjo, la pareja y mayor apoyo de Humberto Janeiro hasta el final

El padre de Jesulín de Ubrique falleció el pasado domingo a los 76 años

Desde hace meses se venía hablando del delicado estado de salud de Humberto Janeiro, que permaneció ingresado en el hospital durante las últimas semanas. El pasado domingo se conocía su fallecimiento, un duro golpe para la familia que, a pesar de estar distanciada desde hace años, está devastada por la muerte del patriarca del clan.

Fue este lunes por la mañana cuando el cuerpo sin vida de Humberto Janeiro fue trasladado al cementerio de Ubrique, su localidad de origen, para ser velado por los suyos. Su hijo Humberto, el mayor de los hermanos, fue el primero en llegar, unos minutos antes que Jesulín de Ubrique y María José Campanario. Víctor Janeiro también se acercó para dar el último adiós a su padre, al igual que la novia de Humberto Janeiro, Camina Naranjo, que estuvo acompañando a su pareja hasta el último de sus días en el hospital de Jerez.

Humberto Janeiro durante un festejo taurino en Prado del Rey

Destrozada, llegó hasta el velatorio donde, según recogen diversos medios del corazón, el reencuentro con los hijos de su pareja ha sido bastante tenso. Y es que desde el divorcio de Humberto Janeiro y Carmen Bazán, los hijos del matrimonio se pusieron de parte de ella y han culpado durante años a su pareja de romper la familia. No obstante, la pareja, sobre todo por la diferencia de edad, lo cierto es que su relación ha sido muy estable en el tiempo. Hasta este domingo, cuando un fallo multiorgánico le arrebató la vida.

El paso del tiempo ha demostrado que Camila ha sido su compañera de vida y no se ha separado de él en ningún momento. Es más, nunca ha entrado al trapo a pesar de todas las polémicas que han rodeado siempre al clan Janeiro. Además, su pareja fue su mayor apoyo cuando se separó de Carmen Bazán y cuando la relación con sus hijos estaba al borde de la ruptura. Y es que, aún a día de hoy, la relación con sus hijos era bastante complicada.

La pareja formada por Camila y Humberto tomó la decisión de irse a vivir juntos en Prado del Rey, en Cádiz, en un adosado que era propiedad de Camila, para alejarse de la exposición mediática cuando comenzaron su relación. Se produjo después de que Humberto fuera «expulsado» de Ambiciones, propiedad que Jesulín cedió a sus progenitores.

Ver los comentarios