Vida

Años 70, la revolución que adelantó la moda del siglo XXI

Años 70, la revolución que adelantó la moda del siglo XXI

Una década prodigiosa cuyos postulados estéticos dominan el guardarropa de hoy

Italia vende muy bien sus hazañas. Y la serie que se estrenó ayer en Sundance TV (Movistar +) homenajea a una generación crucial para la moda del siglo XXI. Pero no solo fueron italianos aquellos creadores y marcas que se desarrollaron con fuerza en los años 70, una década muy similar -en cuanto a moda- a la que vivimos en la actualidad. Así que es momento de repasar a los grandes protagonistas de entonces que han esculpido la moda actual con su cincel.

Armani, Ferré o Versace son algunos de los protagonistas de «Made in Italy», ficción que refleja el lanzamiento global de nombres clave del mundo de la moda. Pero la emisión también da buena cobertura al resurgir de marcas que ya existían en el país transalpino, como Prada, Gucci, Krizia, Missoni o Pucci. Durante ocho episodios, la teleserie refleja la vida de una periodista de moda que retrata el cambio de la alta costura al prêt-à-porter; se trata de toda una reivindicación de los italianos en el sector, siempre rivalizando con Francia. La producción ha contado con el apoyo de marcas italianas, que han prestado prendas de la época para el vestuario.

Farrah, la actriz, estrella de «Los ángeles de Charlie», personificó el estilo deportivo con jeans, sudaderas y zapatillas

Las claves de ayer y hoy

Los años 70 supusieron una gran revolución en la moda global y fueron germen de tendencias y corrientes que perviven en la actualidad, si bien su importancia no se limitaban al territorio italiano. El estilo hippy, el patchwork, el crochet, el wrap dress de Diane von Furstenberg, el traje de chaqueta, el pantalón con pata de elefante, el vaquero o Yves Saint Laurent y su esmoquin para ellas son pura moda en este nuestro siglo XXI.

Diane von Furstenberg (izq.) dejó el vestido wrap para la eternidad. Der., Bianca Jagger, perfecta en un sastre blanco

Por si fuera poco, el estilo country americano con sombreros y casacas de cuero, los vestidos florales y maxilargos, el glamur de las noches de discoteca y las lentejuelas, Vivienne Westwood y el punk, así como el glam rock, vienen todos de la década de los 70. Otro tanto ocurre con los trajes y deliciosos vestidos de líneas puras de Halston -precursor del exitoso Gucci de Tom Ford- que vistió a Bianca Jagger, Iman, Marisa Berenson, Margaux Hemingway, Cheryl Tiegs, Jerry Hall, Anjelica Huston, Lauren Hutton y a toda la tropa del Studio 54. La tendencia actual de pintar tejidos y de utilizar cuero y ante trabajados de modo artesanal fueron otros de los hitos de la década que ahora cobran importancia.

El reinado de la mezcla

La moda en los 70 comenzó a representar individualidad, facilitándose por primera vez en la historia -al igual que ocurre ahora- la coexistencia de una enorme mezcla de estilos. El vintage, ahora de máxima actualidad por lo que implica de exclusividad y ecología, se unía al sport chic, al estilo unisex, a los bolsos de bandolera larga, a las botas altas o las túnicas en los desfiles y escaparates, al igual que ahora. El cuello halter, el spandex, los tacones gruesos, los zuecos, los accesorios en plástico transparente y los trajes de pantalón de estilo «Fiebre del sábado noche» están de nuevo en las colecciones de las grandes casas de moda.

Pero la tendencia que verdaderamente comenzó en los 70 y que ahora se ha retomado con enorme fuerza con el Covid-19 es la de la ropa deportiva y el estilo sport relajado, que en los 70 comenzaron a abanderar dos neoyorquinos de pro, Ralph Lauren y Calvin Klein, y al que se unieron con colores más ácidos los italianos de Benetton. Los polos, las sudaderas, las camisetas, los pantalones cómodos y las camisas de algodón sencillas conforman el corazón de la ropa que se venderá durante el resto del año.