Vida

Andrew Gn, el Yves Saint Laurent asiático: «Soy un hombre del Renacimiento»

Andrew Gn, el Yves Saint Laurent asiático: «Soy un hombre del Renacimiento»

Nacido en Singapur, dice que podría haber sido anticuario, fotógrafo o florista. Pero sobre todo es un maestro de la costura. París fue testigo de ello

El creativo y encantador Andrew Gn (Singapur, 1966) recibió a ABC entre bastidores antes de su desfile en esta Semana de la Moda de París. Gn, que lleva 25 años con su propia marca, destacó con una colección exquisitamente llamativa tanto para el día como la noche. Su desfile estaba inspirado en la película de George Cukor «El pájaro azul» y en cuentos medievales y mitología de diversos orígenes. Se presentaron espectaculares piezas que recorrían un amplio espectro cromático: desde los abrigos mini blancos en crepe hasta muy sofisticados vestidos bronce en seda plisada. Las prendas se acompañaron de espectaculares botas, zapatos-joya y una deliciosa bisutería de grandes dimensiones.

Backstage de Andrew Gn - Fernando Rolier

Andrew Gn nació en Singapur, donde en los años 60 las familias más acomodadas y cultas intentaban enviar a sus hijos a estudiar al Reino Unido, para lo que era necesario que comenzasen allí sus estudios sobre los 9 o 10 años. Andrew fue uno de esos niños enviados al Reino Unido, siguiendo la estela de su hermano mayor. Cuando terminó el colegio, se decidió por la Saint Martin’s School de Londres, donde comenzó su andadura en el sector de la moda. De allí siguió estudiando en Nueva York y Milán. Comenzó pronto a trabajar con Valentino en Roma, un bagaje que aún hoy se nota en sus fulgurantes creaciones. Y más tarde se unió al equipo deUngaro en París, donde hizo suya la elegancia de la costura de su maestro y donde ejerció como su asistente y mano derecha durante un tiempo.

—¿De dónde le viene ese amor por la moda?

—Mi madre tenía unos 400 trajes de Chanel, por no hablar de los de otras marcas; y mi hermana es otra gran aficionada y coleccionista de moda. Mi familia, que venía de la aristocracia del siglo XVIII en Manchuria, durante la dinastía Qing, acabó asentada en Singapur. El gran emperador manchú Kangxi (1654-1722, que gobernó hasta 1722 y fue contemporáneo del reinado de Luis XIV en Francia) favoreció las letras y las artes. A mi familia siempre le gustó disfrutar de la vida, el arte y la decoración. El contrapunto, también interesante, lo puso mi abuelo japonés, un 25% de mi sangre.

Backstage de Andrew Gn - Fernando Rolier

—¿Dónde se concentra mejor, dónde le surgen las ideas?

—En todos lados, pero de entre todas mis residencias mis casas en París son especialmente importantes para mí: una es un gran apartamento decorado con piezas del siglo XVII, recargado pero bellísimo; en realidad, es a todos los efectos como un museo. Y el otro apartamento está totalmente vestido con piezas de los años 50 del siglo pasado. Lleno de clásicos modernos. Estoy totalmente obsesionado con la decoración. Me gusta todo: todos los estilos y todas las épocas. Me entusiasma seguir en evolución y que las artes decorativas y la moda también lo hagan.

Backstage de Andrew Gn - Fernando Rolier

—De no haberse dedicado a la moda, ¿qué profesión hubiera escogido?

—En realidad me hubiese gustado trabajar en un museo y ahora tengo la suerte de tener el arte como hobbie. Lo compro y lo colecciono. También podría ser anticuario o fotógrafo, incluso florista: adoro las flores y soy bastante entendido. En realidad soy un hombre del Renacimiento y, además, me gusta reinventarme permanentemente.

Pasarela - Fernando Rolier

—¿En qué se inspira para las colecciones que crea? ¿A quién tiene in mente?

—Un poco en todo y en todo tipo de mujer. Aquí trabajamos para todas las tallas. La moda es una gran combinación de elementos y todo influye. Aunque antes era un nuevo ejercicio creativo cada medio año, ahora la moda cambia cada tres meses, con las colecciones y precolecciones, y a mí me gusta innovar siempre. Por cierto, no quiero olvidar comentarte que me encantaría que la Reina Letizia de España vistiera mis creaciones en algún momento; es una mujer muy bella y las sabría lucir.

Pasarela - Fernando Rolier