Vida

Alberto II de los belgas pagará 5.000 euros diarios si no se realiza una prueba de paternidad

Alberto II de los belgas pagará 5.000 euros diarios si no se realiza una prueba de paternidad

Delphine Boël, la supuesta hija del monarca, reclama la realización de una prueba de ADN

La Corte de Apelación de Bruselas ha comunicado que Alberto de los belgas deberá pagar una multa de 5.000 euros diarios si no acepta realizarse una prueba de ADN. Su supuesta hija Delphine Boël quiere que de una vez por todas se demuestre o se refute su paternidad.

El pasado 25 de octubre se conoció una sentencia que determinó que el hasta entonces considerado padre biológico de Böel, no lo era realmente. Además, el propio tribunal fue quien encargó a un hospital de Bruselas realizar un análisis genético para determinar si Alberto II y su supuesta hija presentan algún vínculo genético.

La defensa del monarca, por su parte, expone que dicha medida no puede aplicarse mientras exista un recurso pendiente, algo que han solicitado ante la justicia belga.

La existencia de Boël se dio a conocer en 1999 al publicarse una biografía no autorizada de la reina Paola, la mujer de Alberto II. Sin embargo, no fue hasta 2013 cuando la supuesta hija del rey presentó su primera demanda de paternidad.

La baronesa de Selys, madre de Delphine Boël, confesó que había mantenido una relación durante años con Alberto de los belgas. Además, aseguró que los reyes estuvieron al borde de divorciarse en dos ocasiones, en 1969 y en 1976. También publicó unas fotografías de una joven Delphine junto al monarca.