Tecnología

Samsung Galaxy Fold: el primer móvil plegable llega a España por 2.020 euros

Samsung Galaxy Fold: el primer móvil plegable llega a España por 2.020 euros

La espera ha sido larga. Desde que Samsung presentara su teléfono plegable Galaxy Fold en febrero han pasado ocho meses no precisamente fáciles para la compañía surcoreana. De hecho, el dispositivo que desde hace unas horas está a la venta en España es una versión mejorada de aquel Galaxy Fold de principios de año, pues la complejidad de este equipo y los problemas con la pantalla provocaron que el gigante tecnológico tuviera que aplazar el lanzamiento y cambiar el terminal.

Esta nueva versión se pone hoy a la venta en el mercado español a un precio de 2.020 euros en dos colores, plateado o negro, y una única configuración, con 12 Gb de memoria RAM y 512 Gb de almacenamiento, propios de un terminal tope de gama. Estará disponible en Movistar, Vodafone, Orange y El Corte Inglés pero no en plataformas online, pues Samsung quiere que un experto asesore a los compradores y les indique cómo usarlo para evitar problemas, sobretodo con el manejo de la pantalla. Además, en la caja se incluye una funda y los auriculares Samsung Galaxy Buds (149 euros).

Desde el modelo que se iba a poner a la venta en abril hasta éste, la coreana se ha encargado precisamente de reforzar la pantalla para minimizar al máximo los problemas. Por eso, ahora no es posible retirar la capa protectora que en la versión anterior algunos usuarios retiraron, provocando graves daños en el terminal, se ha reforzado la bisagra para que no entre suciedad y la parte interna de la pantalla, para que no sea tan sensible a la presión.

En cambio, hay determinadas acciones con los que habrá que tener cuidado, como apretar con demasiada fuerza el panel o clavar la uña.

Con todas estas mejoras, el Galaxy Fold aterriza en España como el primer teléfono plegable a la venta, una categoría de producto que, según los expertos, será más habitual en los próximos años, a pesar de que su desarrollo y lanzamiento se está retrasando más de la cuenta (el de Huawei podría llegar al mercado a finales de este mes, aunque también fue presentado en febrero)

Un panel que se dobla

El gran punto fuerte del teléfono de Samsung es la posibilidad de plegar su pantalla. En concreto, el gigante de la tecnología ha creado un panel llamado Infinity Flex Display de 7,3 pulgadas (medida propia de una tableta).

Esta pantalla es capaz de doblarse a la mitad gracias a una bisagra colocada en el medio y, a pesar de estar compuesta por múltiples engranajes solapados, Samsung ha conseguido ocultarlos para que no sean invisibles para el usuario. Según afirman, han probado esta bisagra concienzudamente y aseguran que aguanta 200.000 plegados.

La visualización de contenidos con esta amplia pantalla es un claro elemento diferenciador con un terminal normal, especialmente en la navegación web y en el uso de algunas apps. Además, el uso de la multitarea con hasta tres pantallas puede resultar muy útil. Pero lo cierto es que para el día a día, un panel tan amplio tampoco aporta mucho más, y se acaba convirtiendo en un mamotreto en vez de en una ayuda.

Al cerrarse como si fuera un libro, cuenta con otro panel en la cara externa de 4,6 pulgadas que permite al usuario usar todas las funciones del teléfono sin necesidad de abrirlo. Al final, para tareas rápidas que no necesitan mucha pantalla, el uso de este panel es perfecto y si necesitas una mejor visualización, al abrirse el teléfono lo que estabas viendo en la pantalla frontal se traslada a la de 7,3 pulgadas. Para otras tareas, como escribir en el teclado, la cosa se complica.

Al lado de este panel se encuentra una de las cámaras selfies del Galaxy Fold, que viene bien equipado en el apartado fotográfico. En concreto, Samsung ha colocado seis lentes en su dispositivo, tres en la parte trasera, dos en el panel de 7,3 pulgadas y otra en el panel exterior. Todas ellas provienen de los Galaxy S10 y S10+, un reciclaje acertado.

En cuanto a la batería, Samsung emplea dos baterías que suman 4.380 mAh y que en mi caso han aguantado un día completo a la perfección.

A un precio poco accesible y sin la versión 5G a la venta en España, Samsung sabe que su dispositivo no será un súper ventas, aunque la coreana presumía ayer de haber agotado todas las unidades puestas a la venta en pocas horas (no sabemos cuántas unidades había disponibles). Igualmente, más allá de la comercialización, insisten en el hito que supone haberse convertido en la primera compañía que comercializa a nivel mundial un teléfono plegable.