Tecnología

PS5: La razón de peso por la que no podrás aprovechar al máximo la nueva PlayStation

PS5: La razón de peso por la que no podrás aprovechar al máximo la nueva PlayStation

No seré yo quien perpetúe la guerra entre consolas, tanto PlayStation 5 como Xbox Series X son buenas opciones con un rendimiento literalmente de nueva generación. Hay un salto notable en ambos aparatos si los comparamos con sus predecesores, pero disfrutar de esta mejoría dependerá de otros factores.

Teniendo en cuenta que el salario medio español ronda los 1.658 euros brutos mensuales, 433 euros inferior a la remuneración media europea (según datos del 'VII Monitor Anual Adecco sobre Salarios), está claro que para nuestros vecinos europeos disfrutar de estas nuevas consolas supone un desembolso menor.

Además, poniendo como ejemplo la PlayStation 5, no sólo es el coste de la consola (499,99 euros con Blu-ray y 399,99 en su versión digital), los juegos (que oscilan entre los 59,99 y los 79,99 euros) y alguno de sus accesorios como cascos (99,99 euros) o estación de carga para los mandos (29,99). Para apreciar una verdadera diferencia gráfica entre la PlayStation 4 Pro y la de nueva generación, el monitor o televisión a la que esté enchufada tendrá que ser 4K. Un gasto (importante) añadido.

Antes de dar rienda suelta a los comentarios negativos, seguid leyendo. Ambas consolas tienen mucho a su favor además del rendimiento de la GPU. El SSD ha extinguido las pantallas de carga (o está en ello) y ambas están preparadas para mostrar en un futuro resoluciones de hasta 8K. Sin embargo, aquí viene el pero, si no tienes un monitor o una tele 4K, el salto generacional no te va a merecer la pena.

El rendimiento 4K es en esencia lo que está marcando la diferencia entre generaciones con imágenes más detalladas, entornos más impresionantes y grandes sin efecto popping. Suena bien, pero despídete de toda espectacularidad si tienes una pantalla relativamente vieja. Y cuando hablamos de concepto viejo en tecnología puede ser de hace más de cuatro o cinco años.

Si conectas una PS5 a una pantalla Full HD es muy probable que los juegos no se vean muy diferentes a como lo hacían en la anterior generación. ¿Cuántas casas españolas tienen pantallas 4K? Según un estudio de Idealo, en el año 2018, el 70% de los televisores vendidos tenían una resolución 4K. Para acercarnos a un total más aproximado, según un estudio presentado el año pasado por la consultora GFK, el cálculo total sería como de unos seis millones de televisores UHD vendidos en España.

Teniendo en cuenta que a 1 de enero de 2020, en España había 47.329.981 habitantes y asumiendo algunas cosas como que los bebés no van a comprarse una PS5, que hay casas con más de un televisor y que muchos bares y establecimientos compran estos aparatos, el porcentaje de personas que podrían disfrutar de la nueva generación de videoconsolas está bastante reñido.

Algunas funcionalidades como el ray tracing, que no depende de la tecnología incluida en el televisor, sí pueden marcar una pequeña diferencia, pero no todos los juegos de nueva generación traerán esta tecnología de renderizado.

Ocurre algo similar con otro de los avances, el soporte para frecuencias de actualización de 120Hz, el doble que la generación anterior. Desde un punto de vista práctico, el movimiento es mucho más suave, algo muy valorado en juegos multijugador competitivos. Pero, al igual que ocurre con el 4K, si a la consola no le acompaña un monitor actual o un televisor de alta gama que admitan más de 60Hz, no habrá diferencia.

Así que, si quieres que te merezca la pena dar el salto generacional, prepara el talonario, ráscate el bolsillo y asume que si pensabas convivir unos añitos más con tu televisor de alta definición, tendrás que elegir entre él o la videoconsola nueva.