Tecnología

Es solidario pero presenta riesgos: por qué no deberías compartir tu red Wifi

Es solidario pero presenta riesgos: por qué no deberías compartir tu red Wifi

Expertos consultados recomiendan la creación de una red para invitados

Las crisis son momentos en donde se saca la mejor parte de los seres humanos. También lo peor, es cierto. Acostumbrados a una vida de injusticias, uno siente alegría en ver en estos momentos cómo se ayudan vecinos y personas de toda clase social en frenar la curva de contagios por coronavirus Covid-19. En las últimas semanas se ha alentado a compartir la red Wifi doméstica entre otros ciudadanos con menos recursos. Una mentalidad encomiable que, sin embargo, puede presentar riesgos en seguridad informática según los expertos.

Al menos, si no se ponen las medidas adecuadas como es la creación de una red Wifi para invitados. Compartir las credenciales WiFi sin control puede provocar que se cometan delitos cibernéticos. Incluso a nivel político se ha llevado a cabo distintas campañas de concienciación ciudadana en redes sociales como la formación aragonesa de Podemos que en un mensaje oficial de Twitter decía: «Todavía hay gente sin internet en Aragón, muy poca, pero la hay, por lo que apelamos al espíritu de colaboración ciudadana para compartir nuestra WiFi con nuestras vecinas y vecinos para que no haya nadie sin conexión».

Expertos consultados por este diario aplauden este tipo de gestos pero recomiendan extremar las precauciones por poner en compromiso los datos personales del titular de la conexión. «A mí la posibilidad como ben acto de solidaridad me parece excelente, pero sin embargo desde un punto de vista de seguridad no es recomendable porque tiene riesgos», explica en conversación telefónica Lorenzo Martínez, experto en seguridad de Securízame.

En su opinión, que alguien que tenga acceso a una red inalámbrica puede hacer que caiga en manos ajenas y «hacer el mal», siendo el titular de la línea el responsable porque la dirección IP es el identificador de acceso a internet. Además, si se da acceso a la conexión en la que se encuentran los dispositivos en propiedad puede ocurrir que el ordenador de un tercero pueda estar infectado y «genere un perjuicio infectando todos los sistemas de tu red» o «los ataque de forma inconsciente».

La forma correcta de compartirlo entre los vecinos es generar una red inalámbrica específica para invitados que posibilite el acceso a internet para «islar a los vecinos de los sistemas de tu casa», aunque este experto insiste en que esta medida no evita que se pueda utilizar la conexión para fines maliciosos. Otro consejo es compartirlo de manera privada y discreta con la persona necesitada como un miembro más de la familia.