Tecnología

El truco de un equipo de beisbol japonés para volver a tener aficionados en su estadio

El truco de un equipo de beisbol japonés para volver a tener aficionados en su estadio

Los Fukuoka SoftBank Hawks contarán con una hinchada de robots que animará al equipo durante todos los partidos que juegue como local

El coronavirus no permite que las personas asistan a espectáculos deportivos en todo el mundo. Eso incluye, evidentemente, a Japón, donde el equipo de béisbol Fukuoka SoftBank Hawks utilizará robots para animar los partidos sin espectadores.

Así lo ha anunciado SoftBank Robotics, la compañía de robótica patrocinadora del conjunto japonés y desarrolladora del robot Pepper, uno de los que intervendrán junto con el modelo cuadrúpedo Spot, de la estadounidense Boston Dynamics.

De esta manera, en los 16 partidos que el equipo juegue como local en lo que resta del mes de julio, los robots Spot y Pepper colaborarán para llevar a cabo un baile que tendrá lugar en el descanso de los encuentros.

Pepper, por su parte, se utilizará para suplir la falta de espectadores, y un grupo de robots hará la ola cada vez que un jugador local golpee. El papel como espectador del robot Pepper incluye también tomar una pose especial de entusiasmo cada vez el equipo local consiga marcar un «home run» y hacer gestos de alegría al final de la quinta base.

La tecnología como solución a la crisis

Desde que la pandemia comenzó a sacudir el globo, las tecnológicas han estado trabajando a marchas forzadas para adaptar sus productos y soluciones a los tiempos que corren. Más allá de la iniciativa de SoftBank Robotics, hemos visto cómo en China la empresa Keenon Robotics lanzó una máquina de comportamiento semiautomático -está controlado por un operario- que permite transportar medicinas y alimentos a las personas en las zonas de aislamiento.

En Corea de Sur, en concreto en la ciudad de Daejeon, una cafetería está empleando un robot camarero que no solo es capaz de recoger los pedidos de los clientes que ocupan las mesas, sino también de prepararlos y servirlos. Asimismo, la también coreana Samsung ha patentado una funda con recubrimiento antimicrobiano, pensada para limitar todo lo posible que el terminal acabe contaminado por algún virus.