Tecnología

El nuevo desafío de Huawei: desarrollar su propio sistema operativo para no depender de Android

El nuevo desafío de Huawei: desarrollar su propio sistema operativo para no depender de Android

El gigante chino lleva años trabajando en HongMeng OS, un software propio que de momento se encuentra en fase beta

Hace tiempo que Huawei está en el «ojo del huracán» por parte de EE.UU. Por eso, la compañía china no ha estado precisamente cruzada de brazos todos estos meses, que se guarda un valioso «as» en la manga.

El hecho de que este domingo saltara la noticia de que Google rompía relaciones con el gigante chino, tal y como ordenó el presidente de EE.UU., Donald Trump, es un nuevo capítulo en la ya tradicional guerra comercial que protagonizan ambos países. De momento, la administración norteamericana ha dado una tregua a Huawei. Hasta agosto, todo seguirá desarrollándose con normalidad.

Después de verano, se supone que las actualizaciones de Android en los teléfonos de Huawei, que incluyen también a Honor, llegarán a su fin. Y puede que entonces veamos el nacimiento de un nuevo sistema operativo.

Según ha desvelado en exclusiva « The Information», Huawei lleva años trabajando en su propio software.HongMeng OS, como así se llama, es el «as» que Huawei esconde en su manga para saltarse el veto de EE.UU.

La compañía tecnológica está dispuesta a ofrecer su propio sistema operativo, compitiendo con Google y Apple. Sin duda, un gran reto de cara a los desarrolladores pero también frente a los usuarios, a quienes tendrán que «seducir».

Huawei es el segundo fabricante mundial de teléfonos inteligentes, que, tras las restricciones impuestas por la administración de Trump, no está dispuesto a darse por vencido. Sus terminales usan, de momento, Android, el sistema operativo de código abierto de Google.

Ahora, bajo una enorme presión, el gigante de Shenzhen (sur de China) podría acelerar el desarrollo de su propio sistema operativo, que ya está funcionando desde 2012, según algunos medios internacionales, aunque solo de forma interna.

Sin duda, HongMeng OS sería la mejor alternativa ya que si Google deja de dar soporte a los «smartphones» de Huawei, los usuarios dejarán de recibir actualizaciones de seguridad, convirtiéndose en víctimas potenciales por la falta de seguridad. Pero también, sus «smartphones» llevarían consigo otro gran inconveniente, la obsolescencia, ya que no podrían usar las últimas versiones de aplicaciones tan populares como Gmail o Google Maps.

Una apuesta arriesgada

Huawei había admitido ya que estaba trabajando en un sistema operativo alternativo: «Nos estamos preparando, y si no tenemos que usar estos sistemas (como Android), tendremos que estar bien armados», dijo Richard Yu, director ejecutivo de la grupo, en una entrevista en marzo con el diario alemán « Die Welt». «Es nuestro plan B. Pero preferimos trabajar con los ecosistemas de Google y Microsoft», dijo.

HongMeng OS estaría, en estos momentos, desarrollado en forma beta y «reemplazará gradualmente a Android», aseguró el lunes el periódico oficial chino «Global Times», citando a la prensa local.

La última compañía que decidió ofrecer su propio sistema operativo fue Microsoft, cuya aventura terminó mal. La compañía lanzó en 2010 Windows Phone en sus propios terminales, un «software» que no tuvo éxito y que Microsoft abandonó en 2017.

En opinión de los expertos, el desafío al que se enfrenta Huawei no es solo tecnológico: lleva años ganándose la confianza de los fabricantes de teléfonos inteligentes y los desarrolladores de aplicaciones, pero sus rivales en el mercado continuarán usando Android.