Tecnología

Edward Snowden: «Google y Facebook almacenan datos de forma abusiva»

Edward Snowden: «Google y Facebook almacenan datos de forma abusiva»

El exanalista de la CIA pone patas arriba la Web Summit de Lisboa con su contundente discurso por videoconferencia desde Rusia, donde vive exiliado

Edward Snowden es la gran estrella de este Web Summit 2019 que inunda Lisboa de tecnología hasta el jueves 7 de noviembre. Y lo ha demostrado levantando una gran expectación con su discurso a través de videoconferencia desde Rusia, donde vive rodeado de grandes medidas de seguridad desde que sacó a la luz las prácticas generalizadas de la CIA para espiar a los ciudadanos.

El escenario principal del Altice Arena, en pleno Parque das Naçoes lisboeta, echaba chispas mientras hablaba el gurú, mucho más que un «influencer». Nada extraño, en vista de que soltó frases tan contundentes como «Google y Facebook almacenan datos de manera abusiva» o «no es la información la que está manipulada; sois vosotros, las personas». Y no se olvidó de lanzar preguntas incómodas: «¿Qué hacer cuando las instituciones más poderosas de la sociedad se han convertido en las menos responsables? Esa es la cuestión a la que debe responder la generación actual».

Como si se tratara de un personaje de una novela de George Orwell o Philip K. Dick (incluso J. G. Ballard), su imagen llenaba la pantalla gigante mientras desgranaba sus inquietantes certezas: «Los datos no son inofensivos ni abstractos cuando tienen que ver con la gente. Y casi todos los datos que se registran son de personas». Más aún: «No se están explotando datos, se explota a las personas», señaló desde el exilio, reforzado a causa de la beligerancia del presidente Donald Trump en su país.

Y es que su vida cambió radicalmente a partir del momento en que se atrevió a denunciar un mastodóntico sistema de vigilancia a escala internacional. «Nuestras comunicaciones son vulnerables hasta que cambiemos de modelo», dijo antes de subrayar que «cuando alguien utiliza un servicio en internet, la empresa propietaria crea de forma inmediata un registro permanente».

«La ley no es la única forma de protegernos, la tecnología no lo hará. Nosotros podemos protegernos. Solo hay una forma de proteger a alguien»

El «sistema» va mutando y se recogen datos con una alarmante frecuencia. «Antes se vigilaba a personas concretas, como cuando un policía seguía a un sospechoso. Pero después comenzaron a vigilar a todos, en todas partes, a todas horas. Incluida gente que no había hecho nada malo ni era sospechosa de nada. Solo porque esa información puede ser útil en el futuro».

Igualmente añadió: «La ley no es la única forma de protegernos, la tecnología no lo hará. Nosotros podemos protegernos. Solo hay una forma de proteger a alguien… y es proteger a todos», al mismo tiempo que decenas de fans se quedaban en la calle porque no habían conseguido entrar en el recinto al haberse agotado las 70.500 entradas a la venta paraestos días, a pesar de su elevado precio global: 1.250 euros.

El exanalista de la CIA se remontó seis años atrás, cuando se lanzó a poner en la picota a los servicios norteamericanos de inteligencia, un hecho que lo acabó convirtiendo en una especie de ‘testigo protegido’ del siglo XXI.