Tecnología

Corsair Virtuoso RGB Wireless: un sonido increíble para jugar online

Corsair Virtuoso RGB Wireless: un sonido increíble para jugar online

Corsair es una de las marcas mejor asentadas en la industria de los componentes y accesorios para ordenador, siendo sus fuentes de alimentación y sus sistemas de refrigeración los más famosos. Pero sus auriculares ya le andan muy cerca en calidad.

Los Corsair Virtuoso RGB Wireless son un ejemplo de los años de desarrollo en esta categoría. Como resultado, unos cascos con un buen sonido, un buen micrófono, sin cables, con una batería más que decente (me ha durado alrededor de 22 horas) y un precio que, por desgracia, está algo por encima de la media: 180 euros.

Aunque muchos jugadores estén acostumbrados a pagar cifras por el estilo por teclados, sigue siendo un número que cuesta encajar cuando hay tanta competencia en este área. HyperX e incluso Logitech están por debajo de esa cifra con varios modelos.

Pero lo que ofrecen a cambio estos Virtuoso es un poco más en todas las características donde brilla su competencia. Son más cómodos, tienen iluminación personalizable (con el software CUE propietario de Corsair) y su diseño es increíble, tanto por la calidad de los materiales (lo que ayuda a la longevidad también de los auriculares) como a su acabado.

El material que han escogido para la espuma de las almohadillas es especialmente cómodo, algo importante si vas a estar más de una hora con ellos puestos y jugando. Tanto como la ubicación y facilidad para reconocer los botones de los auriculares: una rueda para subir y bajar el volumen sin duda es la mejor elección posible cuando no puedes ver dónde tocas al llevarlos puestos.

Esto está también muy bien pensado con el micrófono, que es de quita y pon y que tiene el botón para silenciarlo justo por donde se conecta al auricular, por lo que es más fácil indentificarlo. Aunque prefiero el sistema de 'subirlo hacia arriba' para silenciarlo de Logitech, con ese sistema es imposible desconectar físicamente el micro, algo que es bastante útil también.

El micrófono, por cierto, es muy bueno. De los mejores que haya probado en auriculares de este estilo. No te va a servir para grabar podcast, pero sí para ser al que mejor se escucha en una videollamada del trabajo o en una partida online.

Pero vamos a lo importante: sí, se oyen muy bien para ser unos auriculares de gaming. Lo normal es que estén pensados más para juegos que para música, pero se las apañan muy bien en ambas circunstancias. Sus graves son potentes, pero no llegan a ser exagerados; y, si usas el software de Corsair, puedes sacarle partido un sonido envolvente virtual 7.1.

Estas soluciones surround para auriculares nunca dan resultados muy buenos salvo que los juegos estén bien adaptados a ellos, y se pueden contar con los dedos de las manos los títulos que lo hacen. Sea como fuere, aunque esta tecnología te ayude a posicionar ligeramente mejor por dónde te disparan, no vas a ser mejor o peor en Fortnite por tener unos casos con sonido envolvente virtual.

El equilibrio y la claridad del sonido ayudan, no me malinterpretéis. Lo que hace buenos a unos cascos es que puedas diferenciar cada sonido y localizarlo adecuadamente en el juego, por lo que incluso funcionando sólo en estéreo, sabrás por dónde vienen los tiros. Es aquí donde se nota que Corsair ha desarrollado muy bien sus tecnologías de sonido y va camino de ser uno de los más grandes en este territorio.

Lo único malo, como casi siempre con las piezas y accesorios de calidad en el mundo del videojuego, el precio a pagar es elevado. Es verdad que 180 euros no está muy por encima de lo que piden otras marcas por algo de la misma calidad, pero sigue siendo un precio alto.

Puedes justificar la cifra por su polivalencia. Como funcionan con un adaptador USB de 2,4Ghz, es totalmente compatible on PS4, PS5 o Switch. Pero si los quieres conectar por bluetooth, también puedes: cambias de modo con un botón en los propios auriculares, muy bien pensado para quienes jueguen en móvil. En Xbox, por desgracia, no hay ninguna forma de hacerlos funcionar, aunque Corsair tiene otros pensados para ella.

Al menos, los Virtuoso Wireless dan un gran resultado por lo que cuestan y no creo que nadie quede decepcionado por su funcionamiento y rendimiento. Sin duda, de los mejores auriculares de gaming de este año.