Tecnología

Brasil suspende el servicio de pagos de WhatsApp

Brasil suspende el servicio de pagos de WhatsApp

La nueva función de la aplicación, que permite intercambiar dinero entre contactos, se estrenó en el país la pasada semana

Poco le ha durado la euforia a WhatsApp en el incipiente negocio de los pagos digitales. Brasil ha suspendido el programa piloto de la conocida aplicación de mensajería por el cual pretendía introducir un sistema de pago entre contactos para transferir dinero real. Un proyecto que la empresa estadounidense propiedad de Facebook tenía previsto iniciar desde hacía dos años.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) ha suspendido temporalmente el acuerdo entre WhatsApp, Cielo (empresa de procesamiento de pagos más importante de Brasil) y las entidades financieras. La medida se ha tomado tomada en un procedimiento administrativo abierto este martes para investigar los impactos del acuerdo, según informa el organismo en un comunicado.

El organismo regulador brasileño asegura no haber recibido la documentación requerida para evaluar el acuerdo ante el «potencial ofensivo» de si la operación «genera efectos inmediatos en el mercado». «A pesar de que la operación está en una etapa inicial, existen riesgos potencialmente considerables para la competencia que merecen ser mitigados o evitados», apuntan las mismas fuentes. Y añaden: «Aunque no existen certezas sobre sus efectos y tenemos que tener precaución y adoptar acciones para proteger a los consumidores».

La operación, anunciada el pasado 15 de junio, pretende integrar el sistema de pago en el ecosistema de la aplicación en el país, el segundo mercado más importante para WhatsApp, para ofrecer a los establecimientos comerciales acreditados la posibilidad de transferir dinero desde la plataforma WhatsApp Business. Esta decisión supone un nuevo revés para Facebook, que comenzó a probar WhatsApp Pay en India hace dos años y aún no ha recibido la aprobación regulatoria para expandir el servicio de pagos a todo el país. También lo ha estado probando en México. En Brasil ha sido el primer mercado en donde se ha introducido a escala nacional.

Su funcionamiento es simple. Desde el campo de texto donde los usuarios escriben sus mensajes se encontrarán con un nuevo icono que permite iniciar el proceso de transferencia. Para ello, habrá que asociar un método de pago. Esta nueva función cobrará un 3,99% de comisión a los comercios por las transferencias, según especifica en un comunicado la aplicación. Funciona a través de WhatsApp Business, la versión de la aplicación de mensajería para empresas. A través de este canal se puede enviar, recibir y hasta solicitar dinero entre contactos (amigos y familiares) como sucede en Bizum, una herramienta impulsada por entidades bancarias en España.

No existen límites de transferencias. Aunque WhatsApp Pay funciona de manera independiente, se procesa a través del software de pago Facebook Pay, con lo que en un futuro se espera que se pueda mandar dinero entre los distintos canales de la empresa como Instagram o Facebook. Esta medida todavía está pendiente una investigación sobre el posible cruce de datos entre distintas aplicaciones, que ya en el pasado despertó las dudas por la Comisión Europea.