Tecnología

Así es WhatsApp Payments, la alternativa del gigante de internet a Bizum

Así es WhatsApp Payments, la alternativa del gigante de internet a Bizum

El nuevo servicio se estrenará a final de mayo en India y no se descarta su llegada a España

Los pagos móviles ya son un hábito creciente entre los usuarios de teléfonos móviles inteligentes. Mediante nuevos servicios digitales, terminales de pago adaptados a la tecnología «contactless» -sin contacto- y componentes como los chips NFC, utilizar el «smartphone» como monedero es ya algo habitual. La idea es realizar transferencias desde una aplicación tan utilizada: se llamará WhatsApp Payments.

No es posible desde España, porque WhatsApp Payments, el sistema de pagos móviles de la compañía propiedad de Facebook, ha experimentado algunas pruebas en mercados emergentes como La India, el segundo mayor mercado de «smartphones». Según avanza «WABetaInfo», medio especializado en el servicio de mensajería, esta función llegará «pronto a España», aunque todavía no está confirmado por parte de la empresa. Se trata de un servicio similar a Bizum, que utilizan ya varias entidades financieras en España para mandar dinero. Se estrenará, según «Android Police», a final de mayo en India.

Es una opción que, sin embargo, requiere de ciertos controles previos por parte del regulador local. De momento, está activo en países como Brasil o México. La firma estadounidense Facebook se ha mostrado un gran interés en los últimos años sobre las nuevas formas de pago. De hecho, a finales del pasado año se anunció Facebook Pay, una función para realizar pago entre los distintos servicios asociados (WhatsApp, Instagram y Facebook).

Para hacer uso de la funcionalidad, los usuarios de cualquiera de las aplicaciones de Facebook tendrán que introducir los datos de una cuenta de PayPal válida o de una tarjeta de débito o crédito. El lanzamiento de Facebook Pay se produce en un momento en el que Libra, el proyecto de criptodivisa estable liderado por Facebook, se encuentra bajo escrutinio por parte de los reguladores en varios países, como Estados Unidos o la Unión Europea.