Tecnología

Adiós a los atascos: los taxis voladores de Uber empezarán a volar en Nueva York en julio

Adiós a los atascos: los taxis voladores de Uber empezarán a volar en Nueva York en julio

La compañía pone en marcha su programa piloto en la ciudad estadounidense a través de una ruta predeterminada muy concurrida que en automóvil puede durar por lo menos una hora, pero en hora punta más de dos

Uber celebra este 11 y 12 de junio el Uber Elevate Summit en Washington, un evento en el que la compañía desvela sus novedades en torno al desarrollo de la aviación urbana. De la mano de representantes de la industria y el gobierno, la compañía siempre ha defendido que los viajes compartidos aéreos serán una realidad en 2023. Hasta entonces, toca investigar, desarrollar una regulación que de momento no existe y, sobre todo, hacer pruebas. Por ello, iniciará su servicio de taxi aéreo, los denominados «ubercópteros», a partir del próximo 9 de julio en Nueva York. Y en Melbourne en 2020.

Bell Nexus es el nuevo «ubercóptero», como se conoce este servicio de taxi aéreo, que Uber ha presentado para iniciar sus primeros vuelos. Tal y como informa « Bloomberg», Eric Allison, quien dirige Uber Elevate, señaló en el evento cómo la creciente congestión en las ciudades limita cada vez más los viajes en sus propios coches.

«Sobre lo que podemos hacer en el suelo hay un límite», aseguró a este respecto. Ante esta situación, su opción es clara: «Podemos llevar el transporte al cielo de manera significativa».

Bell Nexus - Robert LEVER / AFP

Los usuarios de Nueva York, según Nikhil Goel, de Uber Elevate, pagarán entre 200 y 225 dólares (170-200 euros) por viajar en el taxi aéreo, que de momento cubrirá una ruta predeterminada que irá entre una ubicación próxima al ferry de Staten Island, en el bajo Manhattan, hasta el aeropuerto JFK, con un tiempo de vuelo de aproximadamente ocho minutos.

El coste, tal y como aseguró el responsable, variará en función de la demanda. La capacidad máxima de estos primeros taxis voladores es será de cinco viajeros y dos pilotos. La idea es que, en el futuro, los taxis sean autónomos.

«Este es un viaje que muchos viajeros hacen al día, y vemos la oportunidad de ahorrarles una gran cantidad de tiempo», dijo Eric Allison, jefe de Uber Elevate.

Actualmente, ese viaje en automóvil puede durar por lo menos una hora, y en hora punta puede durar más de dos horas. Otros modos de tránsito, el metro y el ferrocarril de Long Island, tardan entre 50 y 75 minutos. Uber Copter se compromete a reducir la experiencia total de viaje, incluido el transporte terrestre, en tan solo 30 minutos.

«Nuestro plan es extender Uber Copter a más clientes de Uber y a otras ciudades, pero queremos hacerlo bien», dijo Allison al diario. «El objetivo principal de esta empresa inicial es comprender las operaciones detrás de los vehículos aéreos».

La compañía tiene todo pensado para conseguir que cientos de sus vehículos salgan de sus propios puertosurbanos, desde donde desplegarán y aterrizarán. Por ello, el Uber Elevate Summit quiere centrarse especialmente en el papel de los reguladores, tal y como reconoció Allison.

Es la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) la que debe aprobar este nuevo concepto de transporte futurista, en el que la seguridad juega un papel fundamental.

Puertos con los taxis voladores de Uber - UBER

«Sí, hay algunas preguntas que tenemos que resolver», reconoció Mike Romanowski, director de políticas e innovación de la FAA, tal y como recoge « Bloomberg». Aunque han conseguido ciertos avances, el responsable afirmó que «aún existen desafíos» en lo que se refiere «a transportar personas».