Tecnología

Adiós a Larry Tesler, el informático que nos dio el "cortapega"

Adiós a Larry Tesler, el informático que nos dio el

La gran mayoría de los usuarios de ordenadores no usa atajos de teclado de forma frecuente. Un estudio de Google de 2011, por ejemplo, revelaba que el 90% de los internautas estadounidenses desconocía que pulsando CTRL+F se puede buscar algo en el texto de una web.

Pero hay una excepción, tres combinaciones de teclas que la mayoría hemos pulsado al menos una vez en la vida: CTRL+X, CTRL+C y CTRL+V. Son los atajos de teclado para cortar, copiar o pegar un texto o imagen en prácticamente todos los sistemas operativos del mundo.

El creador de estos conceptos, Larry Tesler, ha fallecido esta semana en California. Tesler, ingeniero formado en Stanford, creó la idea de "cortar, copiar y pegar" mientras trabajaba en el desarrollo de los primeros procesadores de texto en el Xerox Corporation Palo Alto Research Center (PARC), el laboratorio de investigación donde se crearon los prototipos de las primeras interfaces gráficas. "Nuestro trabajo hoy en día es mucho más fácil gracias a esta simple idea", explican desde Xerox.

Tesler dejó Xerox en 1980 para irse a trabajar a Apple. Steve Jobs tras visitar en varias ocasiones las instalaciones de Xerox PARC, se enamoró del concepto de las interfaces gráficas y la oportunidad que ofrecía de popularizar el uso de los ordenadores. Decidió incorporarlas a sus futuros equipos y contrató a varios de los trabajadores del centro de investigación para que se unieran al proyecto, entre ellos Tesler. Las primeras interfaces gráficas comerciales aparecieron unos años después en los ordenadores LISA y Macintosh (1983 y 1984). En ellas, el concepto de cortar, copiar y pegar estaba ya implementado en su forma actual.

Tesler trabajó en Apple hasta 1997 en varios productos, incluidos Quicktime o las primeros asistentes personales digitales (PDAs), los Newton. Llegó a ocupar el cargo de ingeniero jefe, el mismo que tuvo Steve Wozniak antes de abandonar la compañía. Tras su paso por Apple, trabajó como consultor de usabilidad en varias empresas, incluidas Amazon o Yahoo.

"Tesler combinó su extenso conocimiento en informática con esa visión contracultural de que los ordenadores deberían ser para todos", explican desde el Museo de Historia de la Computación en Silicon Valley.