Salud

Una startup española diseña un sistema para eliminar el coronavirus del aire y las superficies en 14 minutos

Una startup española diseña un sistema para eliminar el coronavirus del aire y las superficies en 14 minutos

Utilizan plasma atmosférico, que se produce cuando se somete al aire a un intenso campo eléctrico y se separan los electrones de las partículas del aire

La startup española Cedrion ha desarrollado un sistema del tamaño de un ordenador que permite eliminar virus y bacterias de superficies y espacios mediante el uso del plasma atmosférico. Con ello, han alcanzado una inactivación del coronavirus de prácticamente el 100% en apenas 14 minutos.

El plasma atmosférico se produce cuando se somete al aire a un intenso campo eléctrico y se separan los electrones de las partículas del aire. Esta mezcla de iones y electrones se denomina plasma. En la naturaleza, por ejemplo, se produce alrededor de los rayos.

«Gracias a nuestro desarrollo tecnológico innovador, hemos conseguido redirigir los iones para la inactivación de virus y bacterias. Para algunas bacterias, como por ejemplo la listeria, hemos conseguido un 99,99% de inactivación en tan solo 4 minutos. Actualmente, estamos empezando a probar la tecnología con otros coronavirus para validarla, obteniendo unos resultados muy prometedores, y estamos empezando las pruebas contra el Sars-CoV-2 en colaboración con el CSIC», explica Enrique Medina, co-fundador y CEO de Cedrion.

Actualmente, la empresa está desarrollando un sistema, del tamaño de un ordenador, que puede colocarse en un espacio concreto, como una habitación o un coche, y generar los iones suficientes como para desinfectar las superficies de la estancia.

La startup, que nació hace tres años, cuenta con una plantilla de 8 ingenieros dedicados enteramente al proyecto. Es una de las seis startups ganadoras del programa de apoyo al emprendimiento de impacto social en el sector de la salud, Emprende inHealth, desarrollado por la farmacéutica Lilly y UnLtd Spain.

«La creamos con el objetivo de utilizar el plasma para mover el aire y evolucionar los sistemas de ventilación y refrigeración de electrónica», afirma Medina. «Cuando vimos en los medios el caso de la contaminación de la carne mechada, nos dimos cuenta de que además de generar viento, podríamos dirigir los iones y desinfectar el instrumental de corte y la atmósfera dónde se envasan los alimentos. Y llevamos un año desarrollando también esta rama. Desde marzo, dejamos la refrigeración y nos dedicamos íntegramente a desarrollar un sistema que limpie el aire y las superficies del SARS-COV-2. Esperamos tener el primer producto, certificado y probado para final de este año», añade.

Se trata de una tecnología muy transversal que podría emplearse en la limpieza de aire y de superficies en multitud de sectores: el sanitario, el educativo y también en el sector turístico y cultural.

Ver los comentarios