Salud

Una polipíldora combinada con aspirina reduce en un 40% los infartos e ictus

Una polipíldora combinada con aspirina reduce en un 40% los infartos e ictus

Lo confirman un estudio internacional realizado en más de 5.000 personas sin antecedentes de enfermedad previa, pero con riesgo intermedio, publicado en «NEJM»

La combinación de polipíldora y aspirina reduce los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares entre un 20 y un 40 por ciento en la población general. Lo asegura un estudio internacional realizado en más de 5.000 personas sin antecedentes de enfermedad previa, pero con riesgo intermedio, que se publica en « The New England Journal of Medicine».

El ensayo, que presenta hoy en las sesiones científicas de la American Heart Association de 2020 y que se realizó en 89 centros de nueve países, confirma que la polipíldora por si sola puede reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, procedimientos de revascularización (como angioplastia o cirugía cardíaca) u otros incidentes cardiovasculares en aproximadamente 20%, mientras que la combinación de polipíldora y aspirina logra una reducción de hasta un 40%.

«Podríamos evitar que millones de personas sufran enfermedades cardíacas graves o accidentes cerebrovasculares cada año con la terapia combinada», asegura Salim Yusuf, co-investigador principal del estudio y profesor de medicina en la Universidad McMaster (Canadá).

Esta polipíldora combina tres medicamentos para la tensión arterial y un medicamento para reducir el colesterol, todos ellos genéricos. Aunque la formulación de diferentes polipíldoras puede variar, el utilizado en este estudio incluyó 40 mg de simvastatina, fármaco para el colesterol; 100 mg de atenolol; 25 mg de hidroclorotiazida y 10 mg de ramipril. Se puede combinar con 75 mg de aspirina al día.

Podríamos evitar que millones de personas sufran enfermedades cardíacas graves o accidentes cerebrovasculares cada año con la terapia combinada

Las enfermedades cardiovasculares causan alrededor de 18 millones de muertes cada año, y más del 80% se producen en países de ingresos bajos y medianos. Más de 40 millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por eventos cardiovasculares cada año si se incluyen aquellos que se recuperan de un infarto o un ictus.

Además del tabaco, los factores de riesgo modificables de la enfermedad cardiovascular son la presión arterial alta y el colesterol elevado, «por lo que queríamos probar una esta terapia combinada, que ya ha demostrado su valor en las personas con enfermedad cardiaca establecida», afirma Yusuf.

Según sus autores, «los resultados tienen implicaciones para reducir la carga de enfermedades cardiovasculares a nivel mundial. Incluso -comenta Prem Pais, del St. John's Medical College and Research Institute en Bangalore (India)-, si solo un tercio de las personas elegibles reciben el tratamiento, su uso probablemente evitará que millones de personas experimenten enfermedades cardiovasculares graves en todo el mundo».

Se trata del estudio International Polycap Study 3 (TIPS-3) que monitorizó a los 5.714 participantes una media de 4,6 años. Los participantes tenían más de 50 años, los hombres, y más de 55, las mujeres.

Los beneficios de la terapia combinada fueron mayores en aquellos que continuaron tomando los medicamentos sin interrupción y su uso se asoció con una reducción del riesgo del 40 por ciento.

En España, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el laboratorio Ferrer también ha desarrollado un polipíldora que ofrece, en una sola cápsula, tres principios activos que están pensados para evitar un segundo infarto: una estatina para reducir el colesterol, aspirina para hacer más fluida la sangre y un compuesto que mantiene a raya la tensión arterial.

Hasta ahora, esta polipíldora ha demostrado que mejora la adherencia al tratamiento y evita olvidos. Y está en marcha un ensayo clínico con 2.500 pacientes para demostrar que evita la aparición de un segundo infarto.

Ver los comentarios