Salud

Un estudio advierte de niveles elevados de un potencial carcinógeno en los cigarrillos electrónicos

Un estudio advierte de niveles elevados de un potencial carcinógeno en los cigarrillos electrónicos

Prohibido como aditivo alimentario, un informe en «JAMA» asegura que está presente a niveles relativamente altos en algunos líquidos de los cigarrillos electrónicos y productos de tabaco sin humo

Un potencial carcinógeno que ha sido prohibido como aditivo alimentario está presente a niveles relativamente altos en algunos líquidos de los cigarrillos electrónicos y productos de tabaco sin humo, asegura nuevo estudio de la Universidad de Duke (EE.UU.), que se publica hoy en « JAMA Internal Medicine».

El compuesto químico, llamado pulegona, está presente en los cigarrillos electrónicos con sabor a mentol y menta y en determinados productos de tabaco sin humo, como el tabaco de mascar. Debido a sus propiedades cancerígenas, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA) prohibió dicho compuesto como aditivo alimentario el año pasado en respuesta a las peticiones de grupos de consumidores.

Sin embargo, la agencia no regula la presencia de la sustancia química en los cigarrillos electrónicos, que se promueven como alternativas más seguras a los cigarrillos comunes.

«Nuestros hallazgos sugieren que la FDA debería implementar medidas para mitigar los riesgos para la salud relacionados con el pulegone antes de sugerir a los cigarrillos electrónicos con sabor a menta y mentol y productos de tabaco sin humo como alternativas para las personas que fuman», señala Sven-Eric Jordt, autor principal del estudio.

Su análisis encontró que los niveles en los cigarrillos electrónicos y el tabaco sin humo excedieron los umbrales recomendados

Jordt y Sairam V. Jabba analizaron si algunas de las marcas principales de cigarrillos mentolados regulares, tres marcas de cigarrillos electrónicos y una marca de tabaco sin humo contienen suficiente pulegona como para ser motivo de preocupación. Compararon las cantidades de pulegona informadas por los CDC con los datos de riesgo de exposición de la FDA, los niveles a los que se informaron los tumores relacionados con la exposición en estudios con animales.

Su análisis encontró que los niveles en los cigarrillos electrónicos y el tabaco sin humo excedieron los umbrales recomendados. Solo los cigarrillos mentolados regulares contenían niveles por debajo de los umbrales.

La industria tabacalera conoce desde hace tiempo los peligros del pulegona y ha tratado continuamente de minimizar sus niveles en los aromas de cigarrillos mentolados

«Nuestro análisis sugiere que los usuarios de cigarrillos electrónicos con sabor a menta y mentol y tabaco sin humo están expuestos a niveles más altos de lo que la FDA considera aceptable para la ingesta en alimentos, y más altos que los fumadores de cigarrillos mentolados combustibles», señala Jordt.

«La industria tabacalera conoce desde hace tiempo los peligros del pulegona y ha tratado continuamente de minimizar sus niveles en los aromas de cigarrillos mentolados, por lo que los niveles son mucho más bajos en los cigarrillos mentolados que en los cigarrillos electrónicos», advierte Jordt. Los fabricantes de cigarrillos electrónicos pueden estar menos familiarizados con los peligros y utilizar ingredientes más baratos para reducir los costes.

Una limitación del estudio es que los cálculos de riesgo de exposición de la FDA se basan en la exposición oral en estudios realizados con animales. Estos riesgos pueden aplicarse a la exposición oral a través del tabaco sin humo, pero pueden diferir de la exposición por inhalación a través del vapor del cigarrillo electrónico. No hay datos de toxicidad disponibles sobre la exposición por inhalación. Esto es preocupante porque los toxicólogos consideran que el pulmón es más sensible a los químicos tóxicos que el tracto digestivo.