Salud

Twitter exigirá que se eliminen los tuits en los que se realicen afirmaciones dañinas para la salud

Twitter exigirá que se eliminen los tuits en los que se realicen afirmaciones dañinas para la salud

Así lo ha anunciado la red social a través de un comunicado en el blog de la comapñía

Twitter exigirá a los usuarios que eliminen todos los tuits sobre el coronavirus que nieguen a las autoridades sanitarias globales y locales. Así lo ha afirmado la red social a través de un comunicado en su blog. El objetivo que se persigue, según afirma la compañía, es el de «disminuir la probabilidad de que alguien se exponga al COVID-19 con la intención de influir en las personas para que actúen en contra de la orientación recomendada».

Entre los ejemplos de publicaciones dañinas para la sociedad, Twitter enuncia ejemplos como la expresión «el distanciamiento social no es efectivo». En base a esta política, la red social también ha prohibido la descripción de tratamientos o medidas de protección ineficaces, la negación de datos científicos sobre el contagio, las afirmaciones que lleven al pánico generalizado o al malestar social o las reclamaciones específicas y no verificadas hechas por personas que se hacen pasar por un funcionario u organización de salud o del gobierno.

La red social afirma que estas medidas ya están en funcionamiento. Según ha afirmado Twitter España a través de su cuenta, ya se han eliminado en todo el mundo más de 2.200 publicaciones que contienen contenido engañoso y potencialmente dañino. Asimismo, asegura que sus sistemas automatizados «han desafiado a más de 3,4 millones de cuentas (no significa que estas cuentas sean falsas) que estaban dirigidas a discusiones sobre COVID-19 con comportamientos de manipulación o spam» a nivel global.

El endurecimiento en las normas de uso de Twitter llega después de que Facebookanunciase hace unos días que está persiguiendo el contenido dañino para la salud. La compañía propiedad de Mark Zuckerberg expresó, a través de un comunicado, que todos aquellos usuarios que consuman contenido de este tipo serán redirigidos a una página de bulos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).