Salud

No, los niños no son los principales impulsores de la pandemia de Covid-19

No, los niños no son los principales impulsores de la pandemia de Covid-19

Rara vez causan brotes, y en Suecia, no ha habido visto brotes importantes entre los escolares en, a pesar de que las escuelas infantiles y colegios han permanecido abiertos durante toda la pandemia

Es muy probable que los niños puedan transmitir el coronavirus SARS-Cov-2, que causa Covid-19, pero varios factores sugieren que es poco probable que los niños sean los principales impulsores de la pandemia. Según un artículo que se publica en la revista científica «Acta Paediatrica», es poco probable que la apertura de escuelas y escuelas infantiles afecte las tasas de mortalidad de Covid-19 en las personas mayores.

La investigación, una revisión sistemática llevada a cabo por investigadores del Instituto Karolinska (Suecia), revisó 47 publicaciones científicas.

La pandemia del SARS-Cov-2 afecta ya a millones de personas en todo el mundo. Muchos países han decretado confinamiento para detener la propagación de la enfermedad y han cerrado las escuelas infantiles y los colegios. Pero ahora, en la fase de «normalización» de la vida se está produciendo la apertura de escuelas y jardines de infancia, lo que plantea preguntas sobre el papel de los niños en la transmisión del SARS-Cov-2

Los investigadores identificaron 508 artículos y cartas científicas en las bases de datos MEDLINE y EMBASE y 192 preimpresiones inéditas de los servidores de preimpresión medRxiv y bioRxiv. En total, 47 publicaciones sobre Covid-19 se consideraron relevantes para el estudio sobre la transmisión de enfermedades en niños.

«Esta revisión sugiere que los niños no son los principales impulsores de la pandemia de COVID-19», asegura el autor Jonas F. Ludvigsson, del Hospital de la Universidad de Örebro y del Instituto Karolinska. «Los niños tienen principalmente contactos sociales con sus compañeros y padres, en lugar de con personas mayores que se enfrentan un riesgo de enfermedad grave. Es probable que los niños puedan transmitir la enfermedad, pero los estudios muestran que rara vez inician la propagación de la infección en un hogar».

Una revisión previa de c sobre Covid-19 en niños encontró que los niños tienden a tener síntomas respiratorios más leves o nulos. Argumenta que, probablemente, esto disminuye el riesgo de transmisión viral.

Es probable que los niños puedan transmitir la enfermedad, pero los estudios muestran que rara vez inician la propagación de la infección en un hogar

Esta revisión coincide con algunos estudios publicados en revistas tan prestigiosas como «The New England Journal of Medicine» un estudio realizado en Islandia, en marzo y de abril, semejante al que se está haciendo en España para determinar el número de personas infectadas, concluía que los niños menores de 10 años y las mujeres tenían una menor incidencia de infección por SARS-CoV-2 que los adolescentes o adultos y hombres. Es decir, los niños menores de 10 años con síntomas tienen con menos frecuencia el COVID-19 que los adultos y, por tanto, menor probabilidad de contagiar a otras personas.

Parece claro que incluso los niños asintomáticos pueden tener cargas virales, pero los datos de un pequeño número de estudios sugieren que es generalmente menor en niños que en adultos. Según Ludvigsson, esto debería disminuir aún más la transmisión de la enfermedad.

«Los estudios han indicado que los niños con Covid-19 rara vez causan brotes, y no hemos visto brotes importantes entre los escolares en Suecia, a pesar de que las escuelas infantiles y colegios han permanecido abiertos durante toda la pandemia», señala.