Salud

Le colocan un implante anticonceptivo en el brazo y se le va al pulmón

Le colocan un implante anticonceptivo en el brazo y se le va al pulmón

Los médicos descubrieron el lugar donde había migrado gracias a una radiografía

La revista «BMJ Case Reports» publica este mes el curioso caso de una mujer portuguesa de 31 años con un implante anticonceptivo colocado en el brazo que acabó en el pulmón.

La paciente presentaba un historial médico previo saludable, sin cirugías previas ni antecedentes familiares relevantes. Tuvo ciclos regulares anteriores y usó anticoncepción subcutánea Implanon NXT durante 8 años: el primer Implanon NXT se colocó en 2010 y se reemplazó en 2013, el tercero se implantó en 2017.

El Implanon NXT es un dispositivo anticonceptivo subcutáneo que consiste en una pequeña estructura plástica no absorbible en el cuerpo humano con aproximadamente 4 cm de largo y 2 mm de diámetro, que contiene 68 mg de etonogestrel. Tiene una pequeña cantidad de sulfato de bario para que sea visible en rayos X.

Generalmente se coloca a unos 8-10 cm por encima del codo, en la cara medial del brazo no dominante, evitando el surco entre los músculos bíceps y tríceps debido a los grandes vasos sanguíneos y nervios.

La paciente fue derivada a la consulta ginecológica de los autores del informe para extraer el implante porque tuvo sangrado uterino anormal durante 3 meses. El examen del brazo de la mujer no logró localizar el dispositivo. Se le realizó entonces un ultrasonido de los tejidos blandos, que reveló que el implante subcutáneo se encontraba en el surco mamario izquierdo o en la pared costal lateral izquierda. La radiografía de tórax mostró que el implante estaba ubicado en el lóbulo inferior del pulmón izquierdo y la TC confirmó que el implante estaba ubicado en el lóbulo inferior del pulmón izquierdo, pero era difícil establecer su ubicación precisa. No había derrame pleural o pericárdico.

La mujer fue enviada a un Departamento de Cirugía Cardiotorácica de referencia donde se sometió a una TC contrastada, que reveló una «imagen hiperdensa con 40 mm, compatible con Implanon en el segmento basal anterior del lóbulo inferior izquierdo en topografía intravascular». El Implanon se extirpó mediante cirugía toracoscópica asistida por video sin resección pulmonar.

El procedimiento quirúrgico y el postoperatorio transcurrió sin complicaciones. La paciente fue dada de alta 4 días después. En la visita postoperatoria, no tuvo quejas, la radiografía de tórax y la cicatrización quirúrgica de la herida fue normal.

Los autores aseguran que la migración de un Implanon al pulmón es muy rara, con pocos casos descritos en la literatura.

Los factores de riesgo para que esto suceda son la técnica de colocación (si se introduce una migración profunda puede penetrar en el sistema venoso y luego en el sistema arterial pulmonar) y la práctica de ejercicio físico vigoroso después de la colocación correcta, lo que parece aumentar el riesgo de migración vascular.

En el caso de un Implanon no palpable, los autores recomiendan solicitar una ecografía de las partes blandas y, si no se visualiza, el paciente debe someterse a una radiografía de tórax.