Salud

La recomendación de los médicos rehabilitadores para evitar caídas y lesiones por la nieve y el hielo

La recomendación de los médicos rehabilitadores para evitar caídas y lesiones por la nieve y el hielo

Es improtante no usar un calzado con suela plana y elegir uno con dibujos o marcas en la suela para que agarren más

Filomena ha dejado a su paso un espeso manto de nieve que con las heladas previstas se irá transformando en hielo. La recomendación de las autoridades es permanecer en casa el mayor tiempo posible, pero si hay que salir a la calle por necesidad, la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física ( SERMEF), sociedad científica que aglutina a los médicos rehabilitadores de España, recomienda «caminar, tanto en la ciudad como el medio rural, como pingüinos». «Es decir, llevar los brazos sueltos y extendidos para ayudar a mantener el equilibrio, caminar despacio con pasos cortos y sin andar de puntillas, apoyando toda la planta del pie. Es importante también inclinar un poco el tronco hacia adelante. Todo ello con el fin de mantener un centro de gravedad sólido y no perder el equilibrio. La forma de caminar de los pingüinos es claro ejemplo de cómo podemos actuar ante escenarios en los que veamos o intuyamos la presencia de nieve o hielo», aconsejan.

Los médicos rehabilitadores advierten de que las caídas por resbalones «generan traumatismos y lesiones musculoquesléticas debido al impacto del cuerpo con el suelo».

En este contexto, desde la SERMEF subrayan que «es importante prevenir estas caídas porque pueden producir una lesión en los sistemas óseo-articular o en el muscular (por ejemplo rotura de codo y/o muñeca al caer y golpearse contra el suelo al tratar de amortiguar). Estas fracturas pueden generan discapacidades importantes y muchas de ellas son susceptibles de necesitar Rehabilitación y Medicina Física tras retirar el yeso o venda».

«El hielo suele ser invisible y es importante evitar pasar por zonas sombrías en las que no da el sol, ya que seguramente se hayan creado placas muy resbaladizas, así como también es de vital importancia no usar un calzado con suela plana y elegir uno con dibujos o marcas en la suela para que agarren más. Por supuesto, también es importante ir adecuadamente abrigado», apuntan.

En el caso de producirse caídas, los médicos rehabilitadores señalan que, «en la medida de lo posible, se debe evitar caer sobre las rodillas, columna vertebral o alguna extremidad, y tratar de caer sobre una parte blanda».

Una vez producida la caída, «lo primero que se tiene que valorar es el estado de consciencia del paciente, comprobar la zona dañada y si se aprecia afectación ponerse en contacto cuanto antes con los servicios de emergencias, habiendo previamente inmovilizado la zona afectada», concluyen desde la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF).

Ver los comentarios