Salud

Fumar también daña nuestra salud mental

Fumar también daña nuestra salud mental

Una investigación que se publica hoy en «PLOS ONE» encuentra un vínculo entre el tabaco y un mayor riesgo de depresión

Las personas que todavía siguen fumando ya no tienen casi ninguna excusa. Si ya desde hace años se sabe los nocivos efectos del tabaco, especialmente sobre nuestra salud física -cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas, bajo peso al nacer y presión arterial alta-, ahora un estudio que se publica hoy en « PLOS ONE» confirma los negativos efectos del tabaco sobre la salud mental.

El estudio, liderado por Hagai Levine, de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel), y realizado en una muestra de más de 2.000 estudiantes universitarios de dos centros de Serbia de diferentes entornos sociopolíticos y económicos, indica que los que fumaban tenían tasas de depresión clínica que eran entre dos y tres veces mayores que los compañeros que no fumaban.

Nuestro estudio se suma a la creciente evidencia de que fumar y la depresión están estrechamente relacionados

En concreto, en la Universidad de Pristina, el 14% de los fumadores sufría de depresión en comparación con el 4% de sus compañeros no fumadores, y en la Universidad de Belgrado los números fueron del 19% al 11%, respectivamente.

Además, los estudiantes que fumaban también tenían tasas más altas de síntomas depresivos y puntuaciones más bajas de salud mental (como vitalidad y capacidad social) que los que no fumaban. «Nuestro estudio se suma a la creciente evidencia de que fumar y la depresión están estrechamente relacionados -compartió Levine-. Aunque puede ser demasiado pronto para decir que fumar causa depresión, el tabaco parece tener un efecto adverso en nuestra salud mental».

A la luz de los nuevos hallazgos, a Levine también le gustaría ver a los responsables políticos tener en cuenta los efectos sobre la salud mental del tabaquismo.