Salud

Estos son los síntomas del cáncer de mama

Estos son los síntomas del cáncer de mama

El diagnóstico precoz mejora sustancialmente las posibilidades de éxito del tratamiento

El de mama es el cáncer más frecuente en mujeres: una de cada ocho en todo el mundo lo padecerá a lo largo de su vida. La prevención es especialmente importante y el diagnóstico precoz mejora sustancialmente las posibilidades de éxito del tratamiento. Por eso es importante saber reconocer las señales de alarma de este tipo de cáncer y acudir a especialista si se detecta:

-Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).

-Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.

-Irritación o hundimientos en la piel de la mama.

-Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.

-Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.

-Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.

-Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.

-Dolor en cualquier parte de la mama.

No siempre un bulto significa cáncer, puede ser un quiste u otra patología médica. Por eso es importante ponerse en manos de un especialista que confirme el diagnóstico.

También es recomendable la autoexploración mamaria para detectar cualquier cambio. El momento adecuado es después de la menstruación, una vez al mes, y en caso de menopausia, siempre un día fijo. Es muy importante estar alerta ante cualquier cambio de la piel, enrojecimiento, retracción, asimetría, nódulo o secreción del pezón, señalan las doctoras Ana Román y Margarita Feyjoo, jefa de servicio de Ginecología y de Oncología –respectivamente- del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, y Pedro Salinas, jefe de Oncología del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela..

Los especialistas explican cómo realizar una correcta autoexploración, mediante la palpación de las mamas y la inspección: Extendiendo la mano y con los dedos, hacer movimientos circulares desde la areola a la parte externa de la mama, intentando distinguir algún cambio o síntoma. Tumbada, con el brazo detrás de la nuca. La mano derecha palpa la mama izquierda y al revés. También de pie, subiendo los brazos en busca de alguna asimetría en las mamas o bien apretando fuerte las caderas para que se contraiga el pectoral.

Ante cualquier síntoma, cambio o sospecha, consultar al médico, puesto que el diagnóstico precoz es la mejor arma contra el cáncer de mama.

La mamografía es la única prueba reconocida como screening válido para cáncer de mama porque detecta lesiones incluso antes de que se puedan palpar. «El hecho de poder detectar un cáncer antes de que manifieste síntomas nos sitúa en una posición de tratamiento temprano que incrementa la efectividad terapéutica y las posibilidad de éxito», subraya la doctora Feyjoo. Estos expertos recomiendan realizar la mamografía a partir de los 40 años; una vez al año si hay antecedentes familiares, o cada dos, si no los hay. Y se debe seguir realizando la prueba hasta los 75 años.