Salud

Dónde se encuentra el bisfenol A, la sustancia tóxica para la reproducción humana

Dónde se encuentra el bisfenol A, la sustancia tóxica para la reproducción humana

Su uso ya está prohibido en biberones de toda la Unión Europea desde 2011

El bisfenol A (BPA) es un compuesto químico que se utiliza, por ejemplo, en la tinta de los recibos de la compra o en la elaboración de algunos plásticos. Este jueves, el Tribunal General de la Unión Europea ha confirmado la inscripción del bisfenol A (BPA) como «sustancia extremadamente preocupante» debido a sus «propiedades tóxicas» para la reproducción humana, tal y como determinó en julio de 2016 la Comisión Europea (CE) a través de la adopción de un Reglamento.

La Comisión Europea clasificó el BPA como sustancia tóxica en julio de 2016 y posteriormente el Comité de los Estados miembros de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés) la catalogó como «sustancia extremadamente preocupante» en el reglamento que regula la fabricación y la utilización de sustancias y preparados químicos en Europa.

No obstante, y en virtud del principio de precaución, desde el 1 de junio de 2011 el uso del BPA está prohibido en biberones en toda la Unión Europea. Desde noviembre de 2018 se rebajó el límite máximo permitido de ese compuesto en los juguetes para niños de hasta tres años y en cualquier juguete destinado a ser colocado en la boca de un niño, informa Efe.

En España, la sustancia también está prohibida en los envases de alimentos para niños de hasta 3 años, según explica Ocu en su web.

A partir de 2020, la ECHA restringirá también el uso del bisfenol A en los recibos de la compra al tratarse de un compuesto clasificado como tóxico para la reproducción humana, identificado como alterador endocrino y del medio ambiente y con uso restringido en materiales con contacto con alimentos.

La principal vía de exposición humana a esta sustancia es la alimentación, especialmente por la contaminación procedente de materiales que están en contacto con alimentos

En la web de la campaña «Hogar sin tóxicos», de la Fundación Vivo Sano, recuerdan que el bisfenol A está presente en cosas tan populares como el plástico policarbonato (usado en CDs, DVDs, carcasas de ordenadores, electrodomésticos, botellas de agua reutilizables, tazas, etc.) o las resinas epoxi, que recubren el interior de algunas latas de comida y bebida, y que se integran también en determinadas pinturas y recubrimientos de superficies, pegamentos muy usados en construcción y decoración, etc. También en empastes de dientes. Y puede encontrarse como aditivo en otros plásticos diferentes del policarbonato.

Un reciente estudio español encontró que nueve de cada diez calcetines para bebés contienen bisfenol A.

Los fabricantes producen cada vez más productos sin bisfenol A. Cuando vayas a adquirir un producto, fíjate que tengan la etiqueta en la que se indica que no contienen bisfenol A.