Salud

Coronavirus: Cómo mantener los niveles de vitamina D durante el confinamiento

Coronavirus: Cómo mantener los niveles de vitamina D durante el confinamiento

Los expertos recomiendan tomar el sol durante 10-20 minutos todos los días desde la ventana, balcón, terraza o jardín de la casa

España está en cuarentena por el coronavirus. Durante 15 días como mínimo tendremos que recluirnos en nuestras casas por un bien mayor: aplanar la curva de contagios por Covid-19. Pero este encierro doméstico, mal gestionado, puede desembocar en otros problemas de salud. Por ejemplo, un déficit de vitamina D por una menor exposición solar.

La vitamina D ayuda a controlar los niveles de calcio y fósforo en el organismo. La falta de esta vitamina en la infancia es un factor de riesgo de raquitismo, una enfermedad que provoca reblandecimiento y debilitamiento de los huesos. Niveles bajos en la edad adulta también se han relacionado con diversas patologías como el cáncer, la diabetes, las enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, o incluso con el deterioro cognitivo.

¿Cómo podemos preservar nuestros niveles durante el encierro? ABC Salud ha consultado con dos especialistas. Ana Márquez Guerrero, dietista-nutricionista de Nutrisana Educación recomienda consumir pescado azul (salmón, melva, arenques, sardinas, boquerones) porque tienen más grasa y es ahí donde encontramos la vitamina D; leche entera o enriquecida si es desnatada; yogures y quesos, que además tienen calcio, un mineral muy importante para muchas funciones de nuestro organismo, que también podemos encontrar en el brócoli o el tofu.

Pero la fuente principal de vitamina D es el sol. Por ello, la experta aconseja «salir diariamente al balcón, jardín o a la ventana de casa durante 10 minutos sin protección solar«. Y mantener una actividad física moderada que "también favorece la absorción de calcio y vitamina D".

En opinión de Ángel Soriano, dietista-nutricionista de Inerzia Sport Clinic y miembro de Doctoralia, nos tenemos que tomar la exposición solar como una «obligación». Este experto considera que lo ideal es programar a diario «un ratito de 20 minutos» para tomar el sol desde casa, aunque esté nublado, y «mantener durante el día las persianas bien levantadas" para que entre luz natural.