Salud

Chapare, el virus similar al ébola que se transmite entre personas

Chapare, el virus similar al ébola que se transmite entre personas

El letal virus causa un sangrado parecido al del ébola y sus síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal, sarpullido, y sangrado de las encías.

Un pequeño, pero mortal brote que s e produjo en Bolivia aporta nueva información sobre un virus misterioso descubierto en 2004. El virus, llamado virus del Chapare por la región donde se observó por primera vez, causa una fiebre hemorrágica similar a la del Ébola. En 2019, se confirmaron cinco casos cerca de La Paz, y tres de ellos fueron mortales.

Tres de los casos reportados han sido en trabajadores de la salud que pueden haber contraído el virus de sus pacientes. Un médico residente que murió a causa de la enfermedad puede haber sido infectado mientras succionaba la saliva de un paciente, y un trabajador de ambulancia que estaba infectado pudo haber contraído el virus mientras resucitaba a ese médico residente, según un informe presentado hoy en la reunión anual de la American Sociedad de Medicina e Higiene Tropical.

Precisamente esta evidencia de transmisión de persona a persona es motivo de precaución entre los trabajadores de la salud en la región, y los investigadores instaron a cualquier persona que se ocupe de casos sospechosos del virus Chapare a evitar el contacto con los fluidos corporales de los pacientes.

El virus Chapare pertenece a la familia de los arenavirus, distinta que el ébola, pero ambos pueden provocar fiebre hemorrágica en los infectados. El letal virus causa un sangrado parecido al del ébola.

Sus síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal, sarpullido, y sangrado de las encías. La fiebre hemorrágica puede al provocar una insuficiencia orgánica y un sangrado mortal. A día de hoy, no hay tratamiento para el virus Chapare.

El virus surgió por primera vez en 2004 en la provincia de Chapare, en Bolivia, a unos 595 kilómetros al este de la capital de La Paz.

El segundo brote se inició en un trabajador del campo que probablemente contrajo el virus Chapare a través del contacto con orina o excrementos de ratas, explicó la investigadora Caitlin Cossaboom, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene.

Esta persona, comentó la investigadora, investigo a una médica que le atendió. Además, otro profesional sanitario que trabajaba en la ambulancia que transportó a la médica un hospital de La Paz fue la siguiente persona en la cadena de infecciones. LA tercera persona en infectarse fue un médico del hospital La Paz.

«En todos esos casos, tenemos evidencias definitivas de exposición a los fluidos corporales», enfatizó Cossaboom.

Tanto el paciente inicial, la médica del pueblo y como el médico de La Paz fallecieron del virus Chapare. El paramédico de la ambulancia y un quinto paciente sobrevivieron a la infección.

Las autoridades de salud bolivianas confirmaron que un determinado tipo de ratas portan el virus Chapare.

Los países sudamericanos que hacen frontera con Bolivia deberán estar atentos a brotes potenciales del virus Chapare en los lugares donde esas especies de ratones son comunes, aconsejó Cossaboom.

Los científicos sospechan que el virus Chipare quizá ya lleve años circulando en Bolivia, pero que los pacientes infectados podrían haber sido erróneamente diagnosticados con dengue, una enfermedad viral transmitida por los mosquitos que es común en la región.

Los arenavirus son muy vulnerables al calor y a desinfectantes como el alcohol. Otros arenavirus conocidos incluyen a patógenos peligrosos, como el virus Lassa, que provoca miles de muertes al año en África occidental, y el virus Machupo, que ha provocado letales brotes en Bolivia, apuntaron los investigadores.

Ver los comentarios