Salud

Carlos López Otín: «Ya hay inmortales y están entre nosotros, pero son descerebrados»

Carlos López Otín: «Ya hay inmortales y están entre nosotros, pero son descerebrados»

Catedrático de Bioquímica de la Universidad de Oviedo, ha dedicado gran parte de su vida a descifrar el envejecimiento, donde se esconden las claves del cáncer y otras muchas enfermedades

Ofrece recetas para vivir más y mejor pero reniega de quienes ofrecen elixires de juventud basados en la ciencia

Desde el mismo instante de la concepción, cuando el espermatozoide penetra en el óvulo, comenzamos a envejecer. No hay vuelta atrás. Es el precio que pagamos como especie, aunque la ciencia quiera burlar ese destino. Lo sabe bien Carlos López-Otín, un bioquímico empeñado en estudiar la huella del paso del tiempo que mira con escepticismo las promesas de quien ya se atreve a poner fecha a la inmortalidad del ser humano en 2045. O incluso de los que anuncian que moriremos jóvenes a los 140 años con tratamientos capaces de alargar el tiempo de vida. Él es más pragmático. Piensa que el verdadero milagro es estar vivo y en buen estado con 80 años, la esperanza media de