Salud

Algunos pacientes todavía tienen coronavirus después de que los síntomas desaparezcan

Algunos pacientes todavía tienen coronavirus después de que los síntomas desaparezcan

Los pacientes con COVID-19 pueden ser infecciosos incluso después de su recuperación sintomática, por lo tanto, se deben tratar a los pacientes asintomáticos recuperados con tanto cuidado como a los sintomáticos

Algunos pacientes podían seguir teniendo el coronavirus incluso después de que los síntomas hayan desaparecido. Según una carta que se publica hoy en « American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine», la mitad de los pacientes que trataron por infección leve con COVID-19 todavía tenían coronavirus hasta ocho días después de que desaparecieron los síntomas.

Sus autores, Lixin Xie y Lokesh Sharma, ofrecen datos de un estudio de 16 pacientes con COVID-19 que fueron tratados y dados de alta en el Centro de tratamiento del Hospital General de Beijing (China) entre el 28 de enero y el 9 de febrero de 2020. Los pacientes estudiados tenían una media de edad de 35,5 años.

Los investigadores recogieron muestras de la garganta obtenidas con bastoncillos de todos los pacientes en días alternos y posteriormente los analizaron. Los pacientes fueron dados de alta después de su recuperación y confirmación del estado viral negativo por, al menos, dos pruebas consecutivas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Las personas con síntomas respiratorios leves por COVID-19 que ha hecho cuarentena deberían prolongarla otras dos semanas para asegurarse de que no infectan a otras

«El hallazgo más significativo de nuestro estudio es que la mitad de los pacientes seguían eliminando virus incluso después de ya no tuvieran síntomas», explica Sharma.

Los síntomas principales en estos pacientes incluyeron fiebre, tos, dolor en la faringe (faringalgia) y respiración difícil o dificultosa (disnea). Los pacientes fueron tratados con una variedad de medicamentos.

El hallazgo más significativo de nuestro estudio es que la mitad de los pacientes seguían eliminando virus incluso después de ya no tuvieran síntomas

El tiempo desde la infección hasta el inicio de los síntomas (período de incubación) fue de cinco días entre todos los pacientes, excepto uno. La duración media de los síntomas fue de ocho días, mientras que el tiempo que los pacientes permanecieron contagiosos después del final de sus síntomas varió de uno a ocho días. Dos pacientes tenían diabetes y uno tenía tuberculosis, ninguno de los cuales afectó el momento del curso de la infección por COVID-19.

Los autores concluyen: «Las personas con síntomas respiratorios leves por COVID-19 que ha hecho cuarentena deberían prolongarla otras dos semanas para asegurarse de que no infectan a otras».

Y añaden: «Los pacientes con COVID-19 pueden ser infecciosos incluso después de su recuperación sintomática, por lo tanto, se deben tratar a los pacientes asintomáticos recuperados con tanto cuidado como a los sintomáticos».

Los investigadores enfatizan que todos sus pacientes tenían infecciones más leves y se recuperaron de la enfermedad. Debido a la pequeña muestra, reconocen que no está claro si sus resultados son similares en pacientes más vulnerables como ancianos, aquellos con sistemas inmunes debilitados y pacientes en terapias inmunosupresoras.