Opinión

Un pescadero

Un pescadero

Hasta que viene tu esquela en ABC, no te has muerto realmente

Hay una cierta forma de alcanzar la inmortalidad: que cuando te mueres, tu esquela no venga en el ABC. Lo he comprobado cuando he estado hablando sobre alguna persona como si estuviese aún entre nosotros, y alguien me ha corregido:

-¿Pero no te has enterado que se murió este verano?

Y, al punto, mi excusa y justificación:

-Es que como no vi su esquela en el ABC...

-No, sus hijos no quisieron ponerla y fue todo en la intimidad.

-Pues para mí que aún vivía.

Es lo que afirma el viejo dicho: hasta que viene tu esquela en ABC, no te has muerto realmente. ¡Y qué esquelas! Estoy por afirmar que la esquela mortuoria, «la papeleta», que le llamaban los