Opinión

¿Srebrenica?

¿Srebrenica?

«Hoy, 11 de julio, se cumplen 25 años de aquella tragedia que no debió haberse producido si los gobiernos europeos, que en 1991, a la hora de fijar posición ante el naciente conflicto bosnio, anunciaron a tambor batiente que había llegado “la hora de Europa, no la de los americanos”, hubieran cumplido ese compromiso»

Hace hoy 25 años, en la ciudad bosnia de Srebrenica, se cometió la mayor masacre ocurrida en Europa desde el fin de la Segunda Guerra mundial. También el mayor encubrimiento orquestado por la Secretaría General de las Naciones Unidas, con la colaboración de los principales países miembros de su Consejo de Seguridad.

Me explico. Por aquellos días, mientras las Naciones Unidas celebraba con legítimo orgullo el desmantelamiento del abominable régimen del apartheid en Suráfrica, Lord Peter Carrington y el canciller portugués José Cutileiro, en representación de la Comunidad Europea, proponía un plan de paz para Bosnia y Herzegovina, cuyo punto central era la partición del país en tres distritos autónomos delimitados exclusivamente por razones étnicas y religiosas. Es decir, un