Opinión

Reyes, reinas y exilios

Reyes, reinas y exilios

«Este breve resumen de los últimos tiempos de la historia española deja claro, primero, que la salida de un Rey no es nada nuevo, sino al revés, bastante corriente, por lo que conviene andarse con cuidado. Y, segundo que el ejemplo de las dos repúblicas, una con cuatro presidentes en once meses, otra desembocando en guerra civil, no anima a hacer experimentos»

Apena que, ante la salida del Rey emérito del país, los comentaristas de la «generación mejor formada de la historia», hayan acudido como referencia a los dramas de Shakespeare, sin duda los más brillantes del género, pero inferiores en intriga, duración y bandazos a los españoles. Hagamos resumen: Carlos IV se vio obligado a abdicar en su hijo, Fernando VII, y éste en el hermano de Napoleón, José I, que a su vez debe abandonar España al ser derrotadas las tropas francesas en la guerra de Independencia. Fernando VII retorna triunfal, pero una desastrosa gestión le aparta del poder hasta que los Cien Mil Hijos de San Luis le reinstauran en él. A su muerte, le sucede su hija, Isabel