Opinión

¿Qué más puede ir mal?

¿Qué más puede ir mal?

El miércoles pasado, el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, permitió que los 25.000 restaurantes de la ciudad de Nueva York pudieran servir, en su interior con un límite del 25% de su capacidad. Desde el 16 de marzo sólo se permitía comer en las terrazas, recoger la comida o el reparto a domicilio. Una historia de dos ciudades titulaba el Financial Times un reportaje comparando por qué en la ciudad estadounidense se ha controlado la pandemia, con un ratio de 25,2 infecciones por 1